miércoles, 25 de marzo de 2009

La aguja hipodermica en el periodismo digital


Será porque los comentarios de las notas se escriben con más emoción que razón, será porque la velocidad de lectura obliga a un lector a escribir poco y por ende, con escasos fundamentos, o directamente será porque lo que comentan es lo que realmente piensan, parece que la audencia de los medios de comunicación retrocedió unos 70 años para ubicarnos nuevamente en los tiempos de la famosa Teoría de la Aguja Hipodérmica.

Wikipedia nos recuerda qué dice este teoría: afirma que la propaganda permite conseguir la adhesión de los ciudadanos a unos planes políticos determinados sin recurrir a la violencia, sino mediante la manipulación. Por otra parte, entiende la comunicación en términos propagandísticos como la forma más eficaz de mediación.

El ejemplo más conocido tiene que ver con la enorme influencia que logró Goebbels, el ministro de la propaganda de Hitler, para convencer al pueblo alemán que su fürher tenía razón, a pesar de ser todo una gran mentira. Un ejemplo presente es la agencia de noticias Telam.

Pero (para lo que queremos decir) esta teoría se entiende mejor así: es "aguja hipodérmica" porque los contenidos de los medios vienen adentro de la jeringa y tras inyectarse en la piel (la frontera "pensante" del ser humano, en este caso), todo lo que se transmitió logra manipular eficazmente a quien recibió la inyección (la audiencia).

Si ven los tipos de comentarios que aparecen debajo de los artículos periodísticos de al menos los diarios digitales de Mendoza advertiremos cómo los lectores "literalmente se tragan" todo lo que dicen algunas cuantas notas. Son escasísimos los lectores que advierten errores de la prensa, tales como el afirmar que la Iglesia rechaza los preservativos porque sí y no porque los mismos fomentan la promiscuidad sexual, por ejemplo. Y así con otros cuantos temas.

La gran pregunta
¿Por qué influyen tanto las notas en los diarios digitales? Sinceramente no sé (no quisiera caer en el prejuicio de que la audiencia de Internet tiene serios agujeros negros en el nivel cultural porque los periodistas de los medios on line tenemos que trabajar desde la premisa de que "el lector sabe más que el periodista", al menos, para intentar trabajar con una actitud humilde). 

Además de las primeras palabras de este post, quizá gran parte de la respuesta está en que ese artículo coincide con los prejuicios del mismo lector, del modo que de entrada afirmará todo lo que plantea ese contenido. Veo difícil que los lectores sean como los periodistas, en el sentido de evaluar en detalle las dos campanas de una misma historia. Y el prejuicio, a la vez, facilita aprovechar la oportunidad que le da Internet para expresar lo que en el fondo "tiene ganas de descargar", algo más relacionado consigo mismo que con el texto leído. 

Pero ¿por qué "consigo mismo"? Porque si el sentido de los comentarios de las notas fuera el puro debate, entonces no existirían las peleas ni los palabras escritas todas con mayúsculas. Seguramente quien escribe con ánimo de debatir ha examinado con detalle la nota y ha generado un valor agregado a ese contenido que es el punto que enriquece no sólo el debate sino que también el mismo artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario