lunes, 17 de agosto de 2009

Diarios digitales gratis vs pagos


En Estados Unidos, unos 11 mil periodistas fueron despedidos en los últimos dos años de diarios como New York Times, Los Angeles Times, Miami Herald, Atlanta Journal Constitution, San Francisco Chronicle y Chicago Tribune, entre otros. Algunos como Philadelphia Inquirer, Philadelphia Daily News y el Star Tribune de Minneápolis, entre otros, se han declararon en quiebra.

A raíz de este escenario que se expande en muchos países del mundo, es que unos 500 diarios y revistas de Estados Unidos y Europa fueron en busca de ayuda a una empresa estadounidense bautizada Journalism Online, cuyo fin es ayudar a los medios a ganar dinero en Internet.

El grupo, lanzado en abril por tres ex empresarios estadounidenses de la prensa, indicó que los jefes de 176 diarios, 330 publicaciones de otro tipo y "grandes sitios de información" habían firmado cartas de intención para afiliarse.

"Los sitios de estas publicaciones tienen más de 90 millones de visitantes mensuales provenientes de todo el planeta", indicó en un comunicado la empresa con sede en Nueva York.

Journalism Online prevé lanzar en el otoño una plataforma por pago, que permitiría a sus abonados acceder al contenido por pago de los sitios afiliados.

"Los afiliados elegirán su propio abordaje para ofrecer un acceso por pago, basado en sus respectivas marcas, en su contenido y en sus lectores en línea", explicó la empresa.

"Algunos podrán suscribirse a una publicación, otros podrán escoger una oferta que reagrupe diferentes contenidos", explicó a AFP uno de los cofundadores de Journalism Online, Gordon Crovitz, antiguo dirigente del Wall Street Journal.

"Algunos accesos seguirán siendo gratuitos, y los grandes usuarios tendrán que pagar", adelantó.

Cuatro formas de rentabilizar el contenido en Internet

Esta iniciativa propone cuatro caminos, según explicó el sitio Baquia.com:

1) Crear una web donde el usuario accederá a una cuenta desde la que podrá comprar suscripciones mensuales o anuales, pases de un día o artículos sueltos de diferentes publicaciones. El sistema estará integrado en la web de los diferentes medios, y serán éstos los que decidan qué contenidos hacen de pago, cuánto y cómo cobrarán por ellos.

2) Un pase anual o mensual que dé acceso a todo el contenido, que se ofrecerá a todos aquellos usuarios interesados en pagar una única tarifa.

3) Un sistema por el cual Journalism Online negociará licencias de uso y royalties con intermediarios como buscadores o agregadores de noticias, que basan su modelo de negocio en recopilar y enlazar a contenido original de otras fuentes. De esta forma pretenden compensar el esfuerzo de los creadores de contenido.

4) Ofrecer informes a los medios asociados en los que analizarán las mejores estrategias para maximizar el tráfico y la generación de ingresos.

El proyecto lo encabezan Gordon Crovitz, antiguo editor de The Wall Street Journal, Ken Ficara, también de ese diario; Steven Brill y Leo Hindery, que llegan con la experiencia de la televisión por cable. Aunque su idea de cobrar por el acceso a contenidos sea algo que muchos han desterrado ya, parecen estar convencidos del éxito de su proyecto.

Una idea para New York Times
Baquia.com también publicó un informe sobre la propuesta que tiene este grupo de trabajo para el célebre New York Times, que pese a sus 20 millones de visitantes únicos al mes atraviesa serias dificultades económicas.

La iniciativa consiste es que recaudando un promedio de un dólar por cada lector al mes, llegarían 240 millones de dólares anuales. ¿Cuál es el camino?

Mostrando gratis el titular y el primpropietario del mayor grupo de medios del mundo, News Corporation, tiene la intención de cobrar por el acceso a la versión digital de sus periódicos a partir de 2010, rompiendo así con la tendencia de colgar los contenidos en Internet de forma gratuitaer párrafo de cada artículo o noticia. Insertando micropagos de 10 centavos de dólar para leer un artículo, o de 40 centavos para un pase diario, o bien un bono mensual de 7.5 dólares. Y sino, un pase anual de 55 dólares.

También cobrando 5 centavos para reenviar un artículo, excepto si el receptor ya es suscriptor.

Para salvar a los diarios locales

También desde Estados Unidos, GrowthSpur es un proyecto que apunta a brindar apoyo comercial y organizativo a bloggers y periodistas con páginas webs en ciudades cuyos diarios ya cerraron o están agonizando. El objetivo es que los medios locales e hiperlocales encuentren su modelo de negocio y desarrollarlo, según explica el sitio 223_grados:


El objetivo de GrowthSpur será "optimizar el negocio de las páginas web y los blogs locales (blogs hiperlocales, blogs sobre temas locales, nuevas empresas de información). Les ayudará a crear y vender mejor anuncios y servicios a los vendedores locales. Les ayudará a crear redes locales y metropolitanas. Posibilitarán nuevos modelos de ingresos ( e-commerce). En resumen: el objetivo es mejorar el negocio de las noticias locales”.


Calidad de contenidos, el otro argumento para que los lectores paguen
"El periodismo de calidad no es barato y una industria que regala su producto está canibalizando su capacidad para hacer buen periodismo", así redondeó el magnate de los medios, Rudoph Murdoc, luego de anunciar su intención de cobrar los contenidos de grupo News Corporation a partir de 2010. Las cadenas de televisión Fox y Sky, los periódicos The Wall Street Journal -que ya factura su publicación en Internet- , The Times y The Sun, la editorial HarperCollins y la red social MySpace pertenecen a este grupo empresario.

"Ni siquiera escribir bien vende"
La gran pregunta: ¿por qué los diarios no cobraron de entrada sus contenidos en Internet? Las respuestas más encontradas son dos: porque en los 90 -época en que arrancaron los diarios online- los usuarios de la Red no tenían confianza en el e-commerce, es decir, en usar Internet para hacer comprar y en definitva, para pagar un servicio. El otro argumento es que algunas webs nacieron tan rápido "que no pudieron desarrollar tecnológicamente un sistema de suscripción online", según apunta Jim Brady, ex director de las operaciones digitales de The Washington Post.

"Ahora mismo, una persona se levanta por la mañana y es como si abriera la puerta y tuviera 500 periódicos esperándole. Tienes que vender algo que no esté en ninguna parte, ni siquiera escribir bien vende. Tienen que ser los temas, los enfoques, que sean únicos", explica el ahora consultor del periódico The Guardian.

Las noticias seguirán siendo gratis

Chris Anderson, editor de la revista Wired News, afirmó que los diarios tienen que reinventar su negocio porque nunca más valdrán lo que ellos quieren, pero a la vez sostiene que la palabra “ gratis” significa una oportunidad de negocio porque crea una gran demanda. Y lanza una premisa fácil de decirlo y prácticamente hoy por hoy imposible de cumplirlo: “Las empresas deberían ser capaces de crear mucho dinero en torno al producto que están regalando, como Google entrega sus productos gratis y cobra por la publicidad contextual”, según lo refleja el cerebro de la versión en Internet de La Voz del Interior, el periodista cordobés Franco Piccato, en su flamante blog en el sitio Nodo Digital.

En la vereda opuesta, Malcom Gladwell refuta a Anderson: argumenta que Google no es un buen ejemplo de lo que es hacer dinero en Internet con contenidos gratuitos. Y la prueba está en YouTube, que según Gladwell este año perderá unos 470 millones de dólares. Y como ejemplo de que es posible lograr que la audiencia abone por leer un diario digital pone como ejemplo a que “más de un millón de suscriptores del Wall Street Journalestán felices de pagar por el privilegio de leer online”.

Según Piccato, el acertijo a resolver está en que las empresas no sólo tratan de crear valor, sino de capturarlo y monetizarlo. “Pero en la era digital, la mayor parte de la creación de nuevo valor va a los consumidores, no a los productores”.

Entonces, ¿cómo ganar dinero?

Chris Anderson no se queda solo en opiniones, sino que plantea algunos caminos para que los diarios digitales puedan ganar dinero:

  1. Con contenidos premiun, que sean 90% gratuito y 10% -que exige mayor esfuerzo periodístico- pago. Cobrar contenidos a una pequeña porción de una vasta audiencia lo considera mejor que hacerlo a todos.
  2. Con publicidad. Allí un anunciante paga para capturar un segmento de la audiencia, que recibe el producto, los servicios y el contenido totalmente gratuito.
  3. Con subsidios cruzados, es decir, dando gratis productos como la música, “que alienta a los consumidores a pagar por otro producto”. De este modo, la música gratuita “se convierte en una publicidad para un negocio aun más lucrativo: la compra de discos”.
La “economía de atención”, ejemplificado en el Page Rank de Google. Dicho con otras palabras: hacer publicidad en las páginas más visitadas. Esto se podría aplicar adentro de los propios periódicos digitales, aunque no existen muchos casos visibles.

La realidad es que son más los diarios que fracasaron por cobrar contenidos que quienes aún no lo han hecho. Es el caso de El País de Madrid, que en 2002 decidió poner pago su edición digital. El otro diario grande España, Elmundo. es, decidió seguir con el diario digital gratuito, salvo su hemeroteca y a la edición impresa. Cinco años después, el primero volvió a ofrecer sus contenidos gratis, pero su rival había incrementado sustancialmente la ventaja como líder de audiencia de la red en castellano.

Hoy, El Mundo sólo cobra por el acceso a la versión impresa de los últimos siete días y por todo el pdf de su hemeroteca. El País lo hace únicamente para el pdf.

En Argentina los diarios en Internet son gratuitos, aunque este debate empieza a replicar en blogs de periodistas y editores.


Enlaces
http://www.journalismonline.com/
http://growthspur.com/
http://www.fnpi.org/nodo-digital/blog-franco-piccato/


No hay comentarios:

Publicar un comentario