sábado, 12 de septiembre de 2009

Mi experiencia con la sinergia

A principios de 2003 se empezó a hablar mucho de la sinergia en los medios. En esa época llevaba dos años trabajando en Los Andes y plantear el tema significaba un gran desafío: lograr que el papel se involucrara más con la versión digital.

La sinergia se lo tomó desde un principio como la única forma para que un diario digital empezara a crecer realmente en calidad y audiencia, y de paso, para que un diario impreso tuviera una vidriera más moderna ("¡entrá a la web del diario y te mostramos videos y galería de fotos de esta nota!").


La Redacción, en aquella época, no leía su propio diario digital, sino que solamente Clarín o La Nación, que en esos momentos marcaban mucha diferencia respecto de sus competidores. A la vez, el periodista de Internet era visto solamente como "el tipo (hiperactivo) que sabía de computación". Nunca salía a tomar un café a la ACA a las 18 horas: se quedaba frente a su monitor pendiente del cable de DyN o EFE que llegara en cualquier instante. Pedirle a un periodista del impreso que te pase un párrafo de una nota reciente era una misión imposible, casi inentendible para ellos. En las reuniones de tapa y de blanco no se hablaba de la integración con Internet y en ese diario, por lo menos hasta 2005, jamás existió una predisposición del papel para la sinergia. Esas reuniones derivaban en el objetivo final de generar un impacto político con la edición del día siguiente. Pensar en el "impacto en la curiosidad", objetivo de los diarios digitales, era una misión inconcebible.

Distinto era La Voz del Interior, en Córdoba. Allí fui a capacitarme en 2004 y Franco Piccato me mostró una carpeta muy bien desarrollada con un plan casi perfecto de sinergia entre el papel e internet, que venían haciendo de hace tiempo. Gran parte del éxito tenía que ver por la predisposición por parte del jefe de noticias del papel. El plan incluía la extensión de las notas del papel en Internet, la promoción de contenidos online en el papel y todo concluía a la siguiente meta: iniciar a los lectores jóvenes de La Voz en Internet a la cultura del papel para que así se conviertan en lectores fieles por siempre. Y de hecho que hoy en día las versiones papel-internet se complementan muy bien. Nada del otro mundo. Ese tipo de plan no se pudo ejecutar en Los Andes por falta de apoyo de personalidades de peso en la Redacción y también por ese necesario tiempo de acostumbrarse a entender lo que es Internet.

Lo que yo pude hacer -junto al periodista Javier Chacón- fue "El Tablón Digital", que salía todos los días en la página 2 de Más Deportes y consistía en reproducir los comentarios de los foros de debate de los hinchas de equipos mendocinos. También la publicación en el papel de la encuesta de la sección Más Deportes. Los editores y periodistas de Deportes, en todos los medios, generalmente son más abiertos y sencillos que los periodistas y editores "estrellas" de información general o política. Son de perfil bajo. Por eso escuchan sin prejuicios y se entusiasman con los pequeños desafíos. Se estuvo a punto de publicar las encuestas del día en la página editorial/opinión de ese diario y hubo modelos de diseños hechos por la consultora D'Alessio IROL para ello. Pero no se pudo concretar. En fin, el tema sinergia fue un problema sin resolver, pero en el digital sabíamos que tarde o temprano la cosa iba a cambiar.

Sinceramente el advenimiento de MDZ en agosto de 2007, que apuntó directamente a competir con las redacciones impresas de UNO y Los Andes, fue el sacudón que necesitaron los impresos para empezar a integrarse a Internet. El primero decidió empezar a publicar los últimos momentos, en un proyecto encabezado por el entonces jefe de noticias del papel, Juan Quibar, y el segundo inició un acercamiento gradual a Internet con la publicación en la página 2 de las encuestas de D'Alessio IROL que antes se negaron a llevar a cabo y luego con más acciones de sinergia, que hoy se ven.

Mi siguiente experiencia es la actual, en Diario UNO, y allí la sinergia es una política de Estado, es decir, concretamente la decisión de llevarlo a cabo partió de arriba. Mucho tuvo que ver la mentalidad empresaria de conocer modelos de sinergia en el exterior más la participación de un hombre con mucho peso en la Redacción del papel. En 2008, el editor jefe de UNO Digital sabía armar, editar y publicar una edición impresa. Los capos de Mdzol, El Sol, Jornada y Los Andes, no. No eran periodistas casi novatos de deportes, como lo fue el primer director de La Nación Online (Walter Nápoli), que logró premios en el exterior por la versión digital del diario de los Mitre y Saguier, pero tampoco eran grandes expertos en los altos mandos de una Redacción. Eso se empezó a notar, sobre todo, en el ámbito de la sinergia.

La sinergia como "política de Estado" en el multimedio mendocino implicó que los periodistas del papel -empezando por Policiales y siguiendo por la información general- colaboraron con la información de novedades. A eso se fue sumando la incorporación de contenidos de Radio Nihuil y Noticiero 7, que desde hace dos meses ya se han convertido en una misma mesa de trabajo en la nueva redacción multimedia de UNO Medios en Las Heras. Allí se comparte una novedad y los formatos texto/audio de una noticia reciente.

Quizá uno dice "ya está, se logró", pero no es así. La sinergia es un proceso permanente. Por ejemplo, en todos los diarios cuesta encontrar a periodistas que se animen a escribir blogs o a que compartan el audio de las entrevistas con el digital para reforzar la presentación de la información (creo que el blog tiene más que ver con las ganas de escribir, con ese "escritor escondido", que con la actitud de periodista) . Si yo me equivoco en la edición de un último momento, los periodistas del papel te avisan del mismo, porque ellos van siguiendo la edición online desde sus máquinas (recuerdo en febrero de 2005 que en Los Andes tardaron tres días en darse cuenta de que la edición digital había suspendido provisoriamente la publicación de últimos momentos). Si bien asimilan el minuto a minuto de Internet, muchos aún no comprenden la visión de la noticia presentado con audio, video, más fotos, mapas e infografías y a otros les cuesta encontrar la forma para trabajar desde esa perspectiva integral de la información.

Al ver un diario español o porteño lleno de blogs de periodistas pareciera que esta labor realmente entusiasma y contagia: no es así. Es un proceso de sinergia. Pero lo bueno es ver periodistas que comprenden los nuevos códigos y empiezan a sumar valores agregados en sus notas, sabiendo que no todo termina con el texto escrito.

En fin, la conclusión es que la sinergia tiene que partir de arriba, por lo que debe contar con el apoyo de los jefes de las redaccionesy de los directivos. No sirve la labor de hormiguita de un periodista o editor web, aunque siempre debe tener la iniciativa y paciencia para comprender los tiempos de una Redacción. En el caso de Mendoza, la sinergia llegó por la "reacción" que generó la "acción" Mdz y en el caso de Buenos Aires, España, Chile, Perú y el mundo, supongo yo, por el nivel de profesionalismo y competitividad que existe en el periodismo.

Buen apunte

Me pareció interesante este material para profundizar en líneas generales lo que es la sinergia:

No hay comentarios:

Publicar un comentario