lunes, 1 de noviembre de 2010

Periodicos online (caso Kirchner): Hacer 2.0 como en la radio

La Tercera de Santiago (Chile) supo combinar en un
bloque la noticias única más los últimos momentos
gracias a un scroll. Hubiera sido bueno que algún
diario argentino usara este modelo para así evitar que
todo el periódico se convirtiera en monotemático. 
La muerte de Néstor Kirchner fue un acontecimiento de urgencia y seguimiento sobreinformativo por parte de los diarios digitales. El terremoto de Chile de este año había sido el anterior y yo participé de eso desde una Redacción. En esa ocasión, que fue durante un fin de semana, yo estuve a cargo de los últimos momentos y como era justamente un fin de semana trabajé con muy poca ayuda (un editor multimedia para, sobre todo videos, y un periodista no permanente). Conclusión: se trabaja a mil, sobre exigido, produciendo contenidos locales, seleccionando cables, buscando fotos, leyendo la prensa en el mundo, siguiendo al gobierno local por si enviaba ayuda a Chile, editando títulos, publicando y volviendo a publicar y así rejerarquizar noticias, y si el cuerpo lo permitía, en lo posible no ir al baño. Y sí, la pasión periodística a fondo, porque no hay otra forma de explicar de dónde uno saca fuerzas para tanto trabajo.

Supongo que con el caso Kirchner pasó lo mismo, aunque por ser durante la semana, las Redacciones de medios online contaron con el personal periodístico a pleno.

Verlo de afuera me sirvió para analizarlo y aquí viene lo que yo creo que tendrían que haber hecho los medios ante este tema:

a. Aclarar el 2.0. No todo es Twitter. Meter un espacio del microblogging, con breves mensajes de los lectores más de los periodistas enviados a Plaza de Mayo, más las arrobas y los enlaces visualizados en acortadores es un verdadero kilombo (no hay otra formar de definirlo). Hay un exceso de confianza con Twitter y por esta razón de un medio para informar se convierte en un fin informativo. Dicho con otras palabras: Twitter es una herramienta 2.0, no es el 2.0 por excelencia. Yo hubiera dejado un Twitter titulado “Corresponsales ee BsAs” y que las opiniones de los lectores llegaran por Facebook u otro canal, que es lo que sigue en el punto b.

MendozaOpina.com usó Facebook para canalizar los
 comentarios de las notas referidas a la muerte de Kirchner.
De este modo se filtran los mensajes agresivos y anónimos
y permite que todos opinen y a la vez, den la cara.
b. Un espacio visible y rápido de identificar para opinar. En cada diario digital que entraba para seguir el caso Kirchner, en ninguno vi bien arriba, en la home, un título o un cuadro que diga “¿Cómo queda el país para vos?”, o “¿Qué fue lo bueno y lo malo que dejó Néstor Kirchner?”, o bien algún título que invite a los lectores a opinar inmediatamente. Y eso, a través de un formulario en la home o desde Facebook, para que salga el nombre y el apellido de quien lo dice, así darle crédito a ese comentario: el que lo quiera putear o ensalzar, que sea con nombre y apellido. Al fin y al cabo se trata de una comunidad y las personas no se llaman @cacho28 o @pochoclito26. Como lo hace La Tercera o Mendoza Opina, hoy los lectores pueden ingresar comentarios con nombres y apellidos, directamente desde Facebook.

c. Hacer 2.0 como en la radio. Yo escuché Radio Mitre y otras pocas más. En todas el seguimiento era así: “llegan más concurrentes a la Plaza de Mayo + Juan Pérez de Guaymallén nos dice que gracias a Kirchner hoy tiene trabajo + siguen llegando personas a Plaza de Mayo y muchos de ellos insultan a Cobos + Adela Sánchez de Las Heras nos llamó para decir que pese a no ser peronista valora lo que Kirchner hizo por el país…”. Conclusión: la radio es 100% 2.0 y los diarios digitales…también, pero ¿cómo planificar un 2.0 ante una avalancha de cables que llegan constantemente por Noticias Argentinas y Télam, más el seguimiento atento de Todo Noticias y la TV Pública, más las pesadas e inoportunas llamadas telefónicas de los directivos, más el seguimiento del editor o periodista que le toca seleccionar, cortar y pegar fotos, y así sucesivamente... En este sentido, la radio sale ganando por sólo se limita a decirlo con palabras.

d. Adivinar qué buscan los lectores. A mi me pasó que tras mirar Mdzol, Los Andes Online, Uno Digital, Clarín Digital, Infobae y La Nación Line, cuando entré por segunda vez (media hora después) a buscar información opté directamente por La Nación Line. ¿Por qué? Porque allí estaban Carlos Pagni, Joaquín Morales Solá, Rosendo Fraga y otros periodistas y analistas de buen nivel. Ya no me interesaba ver sólo últimos momentos porque la televisión lo estaba informando. Lo que no me mostraba la TV era el análisis de lo que podía venir, de por qué sucedió, de cómo llegó Néstor a esta situación; en fin, el análisis político de fondo de lo que estaba sucediendo. Bueno, todo esto es lo que hace a la gran diferencia entre un diario digital provincial de otro de Buenos Aires: el apostar por un plantel periodístico que no sólo haga últimos momentos, como es en casi todos los diarios digitales de Mendoza, sino también en apostar en lo que la gente en el fondo busca, es decir, en buenos periodistas que hagan una acertada lectura del momento. En este sentido vale la pena aclarar que en Mendoza, Mdzol es el que más se anima a analizar desde acá, es decir, sin importar análisis periodísticos de medios grandes. Un diario digital va a terminar diferenciándose de otro por la calidad de sus periodistas.

e. Planificar el contacto con el lector desde la urgencia informativa. Lo que sugiero es que los medios, al igual en las radios, armen una planificación 2.0, que consiste básicamente en armar una vía o canal que permita expresarse a la gente en forma rápida y, por supuesto, en adivinar qué es lo que los lectores quieren opinar. Y hacerlo vía Facebook es asegurarse nombres y apellidos.

¿Qué diarios me gustaron? La Tercera de Chile (ver foto de arriba), porque al no ser una noticia nacional pudo concentrar en un bloque (título, bajada, foto/video, textos y comentarios) la noticia más los últimos momentos, a través del scroll que iba publicando lo que salía inclusive en agencias (por ejemplo, la opinión de Martín Palermo y de otros famosos) y los diarios El País (por poder opinar y analizar con más distancia y por ende, con mayor sentido crítico a los K) y La Nación, por su análisis en el momento, que lo distingue del resto de los diarios argentinos..


Este blog en WordPress: http://www.mariosimonovich.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario