jueves, 30 de diciembre de 2010

El periodismo digital cumplió 10 años en Mendoza y Los Andes siempre mandó

Así lució la home de Los Andes Online desde 1995
hasta fines del 2000
Si bien el primer diario digital de Argentina, Los Andes Online, dio a luz en septiembre de 1995, recién 5 años después comenzaron a aparecer otros medios digitales en Mendoza. Para ese entonces, el periódico de la avenida San Martín comenzaba a tener una home propia, ya que desde 1995 hasta fines del 2000 la portada era una foto del edificio de Los Andes más siete íconos que conducían a la versión impresa de los últimos cinco días. Desde ese momento, ya con Diario Uno en Internet (que desde octubre del 2000, su nacimiento, hasta noviembre de 2007 fue publicado por dos técnicos de Supercanal ya que era una web estática), el diario líder de Mendoza empezó a trabajar con criterio periodístico y los medios que fueron surgiendo (diariouno.com.ar en 2000, diariosanrafael.com.ar en 2002 y en 2005 las versiones online de Jornada y El Sol), también. Por esa razón es que no incluyo los primeros cinco años de Los Andes en la historia del periodismo digital de Mendoza.

Así como el mundo tiene millones de años y las épocas se cuentan desde antes o después de Cristo, en el periodismo digital de Mendoza pasa algo similar desde la irrupción de Mdzol el 9 de agosto de 2007. Por lo que las fechas las describiremos desde el a Mdz (antes de Mdzol) y d Mdzol.

Índice de "contenidos especiales" de Los Andes On Line
en 2002.. Además estaban las Tapas Históricas (abajo)
 y el Reportaje Fotográfico.
De los 10 años del periodismo en Internet en Mendoza, 7 de ellos fueron silenciosos, ocultos y sin impacto en la agenda pública; de mucho, muchísimo trabajo y entusiasmo, pero poco reconocimiento salarial y laboral (empleos en negro y mal pagos). Desde el año 7 a Mdz al 0 a Mdz, Los Andes jugó prácticamente solo y el peso de la historia de la marca alcanzó para que sin esfuerzo se mantuviera líder. De este modo, cuando tuvo que pasar de ser un medio reactivo a proactivo y a ponerse las pilas para no ser superado por la competencia, ya venía con más des 13 años como líder en Cuyo. Así como en el papel Los Andes es líder en gran parte por el peso de la historia, lo mismo sucede con Internet, más allá de que recién 10 años después de su creación, en 2005, se puede decir que Los Andes Online se convirtió en una marca conocida por los mendocinos, que hasta ese momento preferían leer noticias de los diarios digitales de Buenos Aires y de las versiones impresas de los digitales locales, y que no disponían de banda ancha para navegar todo lo que se navega hoy.

Aún se puede ver por Internet las tapas históricas que ese
diario publicó en 2002, pero entrando a través del sitio
Archive.org. Fue uno de los primeros especiales de
Internet de la prensa digital de Mendoza.
En 2002, Los Andes Online fue el primer diario local en publicar noticias de últimos momentos en la web, en cubrir en directo la Fiesta Nacional de la Vendimia y publicar fotos al instante del Carrusel, Vía Blanca y de la soberana nacional electa, segundos después del fin del escrutinio; también en armar comunidades de equipos de fútbol y en recibir los mensajes de los mendocinos en el exterior; y en iniciar el 2.0 con foros y encuestas. También en hacer especiales para Internet, como el reportaje fotográfico, la semana en imágenes y las tapas históricas (iniciativas de Javier Hernández). Inclusive en ese año se publicó una infografía que se llegaba desde la home a través de un banner. ¿Fue la primera infografía en la prensa digital de Mendoza? Sin dudas que sí.

Y todo ésto, más la completa publicación de la edición impresa de los 7 días de la semana el diario era sólo hecho por dos periodistas-editores (yo y Hernández). Está claro que se trabajaba mucho más que las siete horas por día que exige el gremio de periodistas. Muchísimo más. Pero había un entusiasmo y una pasión por un nuevo medio que brindaba muchísima libertad, algo que comenzó a perderse desde 2007 en adelante, cuando los medios digitales de Mendoza comenzaron a ser masivos y con más caciques que periodistas en las redacciones.



En el interior del país, un año después del lanzamiento de Los Andes Online salió a Internet la versión digital de La Voz del Interior (21 de septiembre de 1996). En marzo de ese año nacía Clarín Digital y meses después, La Nueva Provincia (Bahía Blanca); La Gazeta de Tucumán aterrizó en la red el 4 de agosto de 1997 y un día después, Rionegro.com.ar. Al año siguiente, El Territorio Digital (Misiones) y así muchos diarios impresos fueron apareciendo en Internet. En aquellos años el objetivo no era tanto el de ganar lectores, sino más bien la presencia institucional: prácticamente nadie tenía banda ancha, el Internet gratuito era muy lento (la carga de los diarios digitales, también) y la mayoría de los usuarios navegaban con el desaparecido Netscape.

Jornada Online del 9 de febrero de 2007
Cuando Jornadaonline, Ciudadano DiarioEl Sol Diario y Cuyo Noticias empezaron a conocerse en la red en 2005 (en 2002 ya estaba el Diario San Rafael, fundado en 1996) , en gran parte fue porque a partir de ese momento comenzó a popularizarse la banda ancha. De hecho que en esos años los diarios digitales crecieron mucho. Tal es el caso de Los Andes, que entre los años 7 y 2 pasó de 7 mil a 23 mil visitas únicas y estaba empezando lo mejor.

El Sol Online del 7 de junio de 2005
Desde 1995 hasta 2000, la web con más visitas de Mendoza era hecho por alguno de los periodistas de la Redacción, como Juaqui López Testoni, jefe de la sección Internacional. Luego llegó el actual concejal Guillermo Mosso y puso como periodista editor a Javier Hernández, actual corresponsal en el Este de ese diario. A fines del 2000 llegué yo como periodista-editor y luego, cuando Hernández regresó al papel, yo y dos pasantes de la Universidad Maza -Leandro Marchini y Ricardo Weinert- como integramos la Redacción, con la estructura editor-periodista más periodista y periodista.

Si ven las diapositivas de la historia de Los Andes Online encontrarán que en la parte inferior se refiere a un enlace para Estados Unidos y otro para Argentina. Traducido en términos tecnológicos significa que en esos años el sitio tenía sólo dos servidores, mienrtas que Clarín Digital y La Nación Line contaban entre 8 y 10 servidores. La velocidad de acceso a la página y de navegación era muy superior en esos diarios porteños que en el de aquí.

En 2007, luego de que Mosso se fuera poner la piedra fundacional de Mdzol, la periodista Laura Antún se convirtió en la editora del sitio y a partir de ese momento comenzó una lenta pero profunda transformación, para convertirse en lo que hoy es Los Andes Online.



En octubre del 2000 ( 7 a Mdz) apareció DiarioUno con el dominio.net.ar, cuyo dominio .net pasó a ser .com.ar recién en 2008, luego de que yo se lo sugiriera al editor Juan Quibar Santander. Durante 7 años el Uno fue un diario estático y muerto, a tal punto que no lo hacían periodistas sino que dos empleados de Supercanal, durante las noches. Cuando Mdzol arrancó en agosto de 2007 (año 0 podríamos llamarlo), Quibar ya venía armando el nuevo Diario Uno, que finalmente se convirtió en un sitio dinámico y con noticias de últimos momentos en diciembre de ese año. En ese momento, el periódico online de los Vila contaba con dos grandes ventajas respecto de Los Andes y el resto: era dirigido por alguien que había hecho las tareas de prosecretario de Redacción, lo que se traduce en decir que venía en la práctica de comandar las ediciones del papel en varias oportunidades y por otro, por ser el primero que incorporó un servidor exclusivamente de videos y audios para meter noticias multimedia en el sitio.

En el 2 a Mdz surgió Jornada Online, quien tenía como columnista a Ulises Naranjo, el primer director del periódico digital de los Terranova. Ese año (2005, aclaremos) también dio a luz El Sol Diario en Internet, con una redacción integrada por dos periodistas editores, Oscar Tapia y Alejandro Servant (este último luego integró el staff inicial de diariouno.com.ar).


El año 0

El gran cambio, el año 0, ocurrió el 9 de agosto de 2007 cuando salió Mdzol, el primer diario totalmente digital de Mendoza y también hecho por un staff grande de periodistas. En marzo de 2008 (2 d Mdz) llegarían Diario Noticias y en el 3 d Mdz, Sitio Andino se instalaría en la ciudad de Mendoza y se convertiría en el primer diario enteramente oficialista (porque el resto, sobre todo los que reciben la publicidad del Gobierno, en parte también lo son) con cobertura provincial.

La historia, en pocas palabras, de Mdzol fue así: en enero de 2007, un aviso publicado en los clasificados de Los Andes pedía un director periodístico para un diario digital. Yo me presenté, sin haber ocupado jamás ese cargo y fui el primer preseleccionado sólo porque era el único periodista local con experiencia en Internet, aunque no pasé la segunda entrevista. Luego llegó Guillermo Mosso, que dejó Los Andes tras años de presentar propuestas e iniciativas ante una empresa que no quería saber nada de Internet. En marzo, Julián Gallo, un reconocido bloguero y consultor, que participó en los inicios de Clarín Digital, presentó una propuesta (ver abajo) y así se fue diseñando el primer site de noticias de Mendoza que ya no estaría hecho por uno o dos periodistas, como lo era hasta en ese momento en todas las webs informativas locales, sino que por un equipo de periodistas y editores, a cargo de Ulises Naranjo, que llevarían al monitor el entusiasmo de la primera vez en lo que respecta al periodismo digital..


View more presentations from gallo1.
El 10 de agosto, este blog tituló "Mdzol, un diario que obliga a una reacción" y la reacción llegó por varios frentes:  Diario Uno aceleraría su nuevo site y lo lanzaría en diciembre de ese año; en las redacciones de los diarios impresos de Mendoza dejarín de leer Clarín Digital para empezar a ver qué novedades locales publicaba el diario de los Terranova, las calles de Mendoza se poblarían de afiches promocionando un diario 100% digital, joven, muy moderno, con una redacción poblada y con un cerebro de Buenos Aires, como lo es Gallo.

Todos los mendocinos vieron los afiches de Mdzol en los principales puntos de interés y en realidad esa campaña publicitaria tuvo un efecto dominó en el resto de los medios digitales, ya que la gente común empezó a hablar de periódicos online y gracias al auge de la banda ancha, comenzaron a crecer las visitas en estas web. Tal es el caso de Diario Uno, que en un año logró el pico de techo de visitas que había logrado Mdzol y hasta llegó a superar a Los Andes Online.

En los siguientes tres años, Los Andes Online hizo un profundo rediseño y apostó por los contenidos especiales, como el suplemento online Estilo y Más Deportes y la sección Participación; también hizo resucitar el reportaje fotográfico con el nombre de Fotoreportajes.

Para destacar. Las secciones
deportivas de los dos princi-
pales diarios impresos de
Mendoza se convirtieron en
diarios deportivos online y
la onda expansiva también
alcanzó a otras webs.
Otro de los cambios que trajo la llegada de Mdzol fue la experiencia en la prensa digital de periodistas jóvenes, pero con reconocimiento y trayectoria en el ámbito local. Por ejemplo, en todo el diario Los Andes sólo un periodista del papel -Javier Chacón- se animó a pasarse al digital y en los primeros tres años del Uno Digital sólo dos jefes editores pasaron del papel al digital. Por lo que se ve, en ambos diarios la prensa digital no fue una experiencia que se quería vivir. Pero con Mdzol, personalidades que venían del Uno, como Marcelo Arce, y de Los Andes, como Walter Gazzo, Juan Cruz Carrizo, Pocholo Hirschband y Federico Brussotti, entre otros, tuvieron que afrontar el desafío de escribir y editar varias noticias al día, grabar y subir videos a YouTube, entre otras rutinas nuevas. De este modo, en la Redacción de la calle 25 de Mayo se dio que periodistas nuevos y no tan nuevos hacían muchas producciones al día (como lo era en cualquier redacción de medios digitales del país) y otros sólo le dedicaban las siete horas de jornada laboral para hacer un artículo o dos (todo ésto hasta que se fueron amoldando a la rutina de un medio digital).

También (y esto a mi me parece así), los periodistas importados del papel trajeron consigo el protagonismo de su figura en las firmas de las notas. Los que veníamos incursionando en el periodismo digital en ese entonces nos habíamos acostumbrados a firmar de vez en cuando notas, ya que lo común era subir y editar cables, o publicar un policial de último momento, fruto de una llamada telefónica al Ministerio de Seguridad, o a un audio de Elevediez o Nihuil, más que al hecho de salir a la calle y entrevistarse con el ministro de Seguridad o las víctimas. ¿En qué cambió ésto? En que antes, la idea era generar un impacto de curiosidad y ganar más lectores nuevos. Sólo eso. La figura del periodista que publicaba su artículo no era tema de conversación de los lectores. Luego de Mdzol eso empezó a cambiar también en los otros medios digitales.

La llegada de periodistas conocidos del medio a Internet también tuvo su efecto viral: en todas las Redacciones se comenzó a hablar de las notas que los mismos iban dando a conocer en los últimos momentos de las tardes. Esto llegaba hasta las reuniones de tapa de Los Andes y Uno, del modo que los diarios en papel tuvieron que comenzar a responderle a Mdzol a través de sus producciones. Todo ésto fue generando una enorme competencia en el papel e Internet, al punto que si ustedes entran a los medios de otras provincias notarán que sólo en Buenos Aires y Mendoza existe una alta competencia y calidad de contenidos en los medios digitales: así como Infobae obligó a sacudirse a La Nación Line y Clarín, Mdzol sacudió la modorra en Los Andes, Uno y El Sol.

Por último, gracias a Mdzol todos los diarios impresos tuvieron que rediseñar y contratar a más personal. En el Uno directamente se creó una plantilla con 10 nuevos periodistas y Los Andes, de una Redacción de sólo 3 periodistas-editores se duplicó a 6 personas. Mdzol sorprendió con un staff grande, pero ahora son 23 periodistas, fotógrafos y editores.

Protagonistas de esta historia
El concejal Guillermo Mosso, porque fue quien convirtió a Los Andes Online en una web dinámica y con últimos momentos. También porque gestó Mdzol. Javier Chacón, por ser el primer periodista de aquí que decidió dejar el papel para abocarse totalmente a Internet. Se trata de un periodista deportivo, con un perfil bajo y más solidario que quienes trabajan noticias de impacto político. El primer director de La Nación Line, Walter Nápoli, también era periodista deportivo y cumplía con estas características.

Según Alexa, La Voz del Interior es el diario digital
más visto en las provincias, seguido de La Gaceta de
Tucumán, que mano a mano se disputa el segundo lugar
con Los Andes Online. En este gráfico, Mdzol aparece
segundo en Mendoza.
Leandro Marchini y Ricardo Weinert, por ser los primeros periodistas-pasantes de un medio digital de Mendoza. Gustavo Rodríguez, por ser la primera persona en vender publicidad para un diario digital de Mendoza. Además, el único que hizo esa labor en los tres diarios digitales más grandes de esta provincia. Juan Quibar, por ser un director en la práctica de un diario en papel que pasó a dirigir un diario digital. Ricardo Montacuto fue el segundo en seguir ese paso.   Agustín Guayama (from Bº Ujemvi), por ser el primer editor de contenidos multimedia que integra el staff de planta de un diario digital de Mendoza. Y Laura Antún, por lograr una reacción positiva de Los Andes Online ante los embates de Uno y Mdzol, gracias a un rediseño superador, con la llegada de contenidos especiales, y una excelente edición de la portada, que a diferencia de los otros dos medios digitales, permite entender de un rápido vistazo lo más importante del día.

Los Andes Online, el líder del 2010 en Mendoza
Google Trends en todo el 2010: Aquí Uno aventaja a
Mdzol y Los Andes, el gran ganador.
A lo largo de este año hemos mostrado la evolución del impacto en Internet de las webs mendocinas y la cosa no cambió: el diario mendocino de Clarín termina como empezó, primero, con un breve pero no tan preocupante margen de diferencia con Mdzol y Uno. Estos dos digamos que están virtualmente igualados (para Alexa gana Mdzol y para Google Trends, Uno), con la diferencia que el sitio de los Terranova se preocupa más en el periodismo y los contenidos para leer que en las galerías de fotos de gatos, como lo hace Uno. Por ello es que si bien Mdzol y Uno van empatados en el segundo lugar, ambos tienen dos perfiles de lectores muy distintos: el que entra a Mdzol lo hará para informarse; el que ingresa a Uno, para calentarse la bragueta y enterarse un poquitito de los chimentos de la TV, para decirlo en nuestro idioma.

Vale aclarar que Uno tuvo la oportunidad de imponerse a Mdzol, pero falló en el rediseño que hizo en marzo último, ya que no fue superador al anterior, sino más bien -y esa fue la opinión que le hice al editor jefe en su momento- parecía más al viejo Ciudadano Diario que a un diario moderno y funcional. El segundo error fue sacar secciones -como los blogs y A Fondo, que se dedicaba a los informes de investigación, un tipo de contenido que carece ese medio-, en vez de incluir cosas nuevas. Y el tercero, causado por el fracaso de lo anterior, fue la llegada de porteños para descabezar la cúpula del digital, lo que se tradujo en un sitio pobre y sin la posibilidad de innovar como lo tenía previsto desde 2007. La consecuencia de esta cadena de fracasos fue volver a la pobre fórmula para ganar mala calidad de lectores a la fuerza: mucho Tinelli (siendo que este último no figuró entre las 10 palabras más buscadas en Google en este año) y galerías de fotos eróticas. De este modo, el sitio se aleja de lo que un mendocino busca en un sitio de este tipo en Internet: lo que pasa en Mendoza y lo mejor de los mendocinos, entre lo principal.

Según mis cálculos, Uno y Mdzol finalizaron el 2010 con una máxima de 77 mil visitas en el último mes y Los Andes Online, con un 50 ó 60 por ciento más, es decir, 110 mis visitas únicas al día. En grandes líneas no hubo crecimiento respecto de 2009.


Este blog en WordPress: http://www.mariosimonovich.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario