viernes, 7 de octubre de 2011

El mensaje a favor de la vida que nos dejó Steve Jobs en Stanford



"Conectar los puntos" fue la primera de las tres historias que relató Steve Jobs en Standford, el 12 de junio de 2005. Cuenta que su madre biológica era una estudiante soltera que decidió darlo en adopción. En EE.UU. no se adopta niños como en Argentina: allá la madre biológica decide a quién dar su bebé y va conociendo a los padres adoptivos a lo largo de su embarazo (en la última temporada de Friends, Mónica y Chandler vivieron una historia así). La madre de Jobs quería que su bebé fuese adoptado por un abogado y su mujer, es decir, por personas diplomadas. Cuando la madre biológica encontró a esa pareja de profesionales, éstos querían una nena. Y al final nació un varón, Steve. Entonces tuvieron que cambiar de padres adoptivos y los que seguían en la lista eran los actuales padres de Steve Jobs: ella no tenía título universitario y él, ni siquiera había terminado el secundario. Entonces la madre biológica no se los quiso dar. Pasaron meses para que los padres adoptivos de Jobs les asegurara a la madre biológica que el bebé Steve iría algún día a la universidad. "Ese fue el comienzo de mi vida", afirmó el creador de las Mac, el iPhone y el iPad, entre otros.

Diecisiete años después, efectivamente, Steve fue a la universidad. Pero no duró mucho. "No sabía qué hacer con mi vida y me estaba gastando todos los ahorros de mi padre" para solventar la universidad. Entonces Jobs allí afirma que "decidí dejarlo todo y confiar en que las cosas saldrían bien" (2.34 minutos del video).

Quedémosno con esa expresión: "decidí dejarlo todo y confiar en que las cosas saldrían bien".

Diez años después creó Apple, luego llegaron las Mac, las Macintosh y el resto de la historia ya la conocemos.

Al final, Steve Jobs no fue nena, como quería su madre; tampoco tuvo padres profesionales, como lo deseaba su madre y finalmente no se graduó en la universidad, como lo quería su madre natural y sus padres adoptivos. Pero hizo una gran obra y la humanidad entera está agradecida por ella.

De no haber sido por la libertad y generosidad de sus padres adoptivos y naturales, Jobs no hubiera logrado empezar su obra. Posiblemente habría sido un bebé no deseado y quizás ni siquiera habría nacido, como hoy ocurre con muchos bebés por nacer de estudiantes solteras de Estados Unidos, que prefieren abortarlo antes que tomarse el trabajo que hizo la madre de Steve Jobs.

La vida del fundador de Apple es un mensaje a favor de la vida y es bueno tenerlo presente hoy, en un país donde quieren imponer el aborto, sin darse cuenta de que legalizando el aborto habrán más chicos que no podrán nacer y dar una respuesta a la humanidad, como lo hizo el fundador de Apple.

Quisiera que el siguiente mensaje de Jobs sirva de consejo para aquellos que esperan hijos no deseados: "decidí dejarlo todo y confiar en que las cosas saldrían bien". Y efectivamente, gracias a que hubo vida, generosidad y libertad, los puntos oscuros del pasado se conectaron con los puntos iluminados del futuro y las cosas salieron bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario