miércoles, 25 de enero de 2012

Social Media y Pirámide de Maslow vs periodistas buenos y malos

Un gráfico que también indica, en el fondo, si somos buenos periodistas o mediocres.

Hay cosas de la facultad que te acordás para siempre. Una de ellas es la famosa pirámide de Maslow. Inclusive se los enseño a mis alumnos del secundario, para que sepan que estudiando, esforzándose y terminando la secundaria apuntar sus vidas hacia la autorrealización (una forma de ser más libre y útil). En cambio, si no lo hacen, por más que hoy disfruten haciendo lío en el aula, el día del mañana, apenas van a quedar entre los dos primeros niveles de la pirámide (de necesidades psicológicas y de seguridad), que se traduce en tener un techo muy limitado en la vida y el riesgo de ser explotado en el trabajo, entre otros. Y en el peor de los casos dedicarse a la delincuencia para sobrevivir.

También he visto que ésto afecta a un periodista en una Redacción: está el que labura sólo por el salario, el que labura para permanecer para siempre en ese laburo y por ello baja la cabeza ante los cambios de política editorial o de contenidos que le censuren. Y por último, el periodista que busca ganar más lectores, el que se anima a escribir blogs, el que se actualiza sobre las tendencias de la comunicación en Internet, el que lee diarios internacionales para activar la curiosidad en busca de nuevos tipos de contenido para escribir y, por supuesto, disfruta de esta profesión.  A cada de uno de ellos, para los que no conocen la pirámide de Maslow, le corresponde una categoría en la jerarquía de las necesidades humanas.

Esta infografía made in Lombok Design y Social Media TIC’s and Training intenta emparentar al usuario de Internet con lo que para él significa el trabajo y el respectivo uso que hace de los social media. 

Es interesante el rol de Facebook: se queda en el nivel tres (pertenencia), que significa en lo laboral sentirse pertenecido a un grupo de trabajo y en la vida real, no sentirse aislado, sino más bien acompañado de amigos, familia y hasta contactos sexuales. En el colegio les digo a los alumnos que Facebook no es el único puerto de todos los puertos que se pueden navegar en Internet, ya que también existen otros puertos donde uno puede inclusive explorarse a uno mismo, buscar más e inclusive lograr la autorrealización, término próximo a lo que significa lograr las cosas por sus propios méritos y ser feliz.

 Lo que más me asombra, ahora que lo estoy contando, es que en las Redacciones son muchos los periodistas que también se quedan en Facebook y no salen a explorar el universo (virtual) de las noticias. Ésto allana el cumplimiento del Teorema de los Tontos, que afirma que 2/3 de los empleados de una empresa son "tontos" que permiten al tercio restante hacer carrera y llegar más arriba. Aunque puedo criticar que en el caso del periodismo depende de la ética del medio donde uno trabaje: si sos un periodista independiente entonces ser jefe es sinónimo de inestabilidad laboral, entonces resulta más provechoso ser un "tonto" con sueldo fijo + obra social y jubilación. Pero en líneas generales llegamos a que, Maslow, en el fondo, también nos está diciendo si somos buenos periodistas o simple comunicadores mediiocres.



Enlace relacionado: Pirámide de Maslow Lennon, la autorrealización en el amor

4 comentarios:

  1. excelente post mi amigo muy detallado es mas algunas cosas la estoy repasando no me acordaba

    ResponderEliminar
  2. si es un excelente articulo 10 en explicación

    ResponderEliminar
  3. Creo que las redes sociales son tan esenciales hoy en día y mucho más para los que trabajamos con páginas web, es muy importante encontrar plataformas http://www.cambiosvirtuales.com que expliquen de estas cuestiones excelente post mi amigo un abrazo

    ResponderEliminar