jueves, 9 de febrero de 2012

El mejor título


Una persona no muere cuando deja vida. Vida es un presente continuo, que incluye la muerte y lo que sigue después. La muerte también es un presente continuo porque arranca cuando uno decide vivir sin amor y cortándole el rostro a la belleza. Por eso es que simplemente el  flaco partió. Ya no es más el flaco. Es un alma de diamante, en presente continuo. 

La enseñanza que me deja es darle vida a lo que siempre será vida y darle, desde ahora, la muerte a todo lo que apaga la belleza del alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario