lunes, 28 de mayo de 2012

Evo Morales hizo 5.215 viviendas al año desde que gobierna Bolivia

Infografía del diario La Razón (La Paz)

Pese a estos datos, en la capital La Paz el 71% de las familias no les alcanza para tener casa propia. Pero en Santa Cruz, que es más productiva, el porcentaje sube a 72%.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, más de la mitad de los que viven en las 41 ciudades más importantes de Latinoamérica no tiene dinero ni medios para tener su propia vivienda. El siguiente gráfico, también de La Razón de La Paz, muestra el último informe del BID: en promedio, el 75% de los bolivianos no tienen techo propio o vivienda digna. 


Como el problema vivienda no se arregla de un día al otro, este gráfico también revela la calidad de gestión en los últimos años en cuanto a política habitacional: Chile y Uruguay hicieron mejor las cosas que Argentina, Venezuela, Paraguay, Colombia y Bolivia, que está dos veces y un poquito más peor que Argentina. Un caso aparte es Brasil y México, por el volumen de población y distribución geográfica de ambas naciones.  

81.666 familias mendocinas tampoco tienen techo propio o vivienda digna, de las cuales 17.674 viven hacinadas. Mendoza tiene 1.720.000 habitantes. Para saber la  ubicación de Mendoza respecto del resto de América Latina (según el gráfico anterior) hay que calcular la cantidad de familias en la provincia. Si sacamos cuentas tenemos que en Mendoza hay 573.333 familias de tres personas y 430 mil familias de cuatro personas. No es serio hacer un cálculo es base a estas cifras y si lo realizáramos (sólo por curiosidad) nos encontramos con una variable que va del 15 al 19%, es decir, menor que Chile y apenas superior a Costa Rica. La realidad que veo acá es otra cosa: muy pocos amigos -para no decir casi todos- no tienen vivienda propia. Puede que en gran parte la clase media aún persista con viviendas dignas, pero los alquileres -con 25% de inflación anual- impide el paso a soñar con la vivienda propia, porque hoy alcanza para pagar los impuestos y rezar para llegar a fin de mes.



Ahora el gran interrogante: ¿se pueden construir muchas viviendas para solucionar este déficit en Bolivia, Mendoza y resto de Latinoamérica? En 2011, plena crisis, se construyeron 39.937 viviendas en España (país con 47.190.493 habitantes, 7 millones más que Argentina). En 2005, en la madre patria se hicieron 800 mil casas y departamentos. En tanto, el Instituto Provincial de la Vivienda admitió hace un año que hubo 27 mil viviendas construidas o ampliadas en Mendoza desde 2003 hasta 2010, es decir, un promedio de 3.857 al año.  Se me ocurre que entre emprendimientos privados y estatales podría ser mejor la cosa, si tenemos en cuenta que a diferencia de España y Europa, en América Latina hay más terreno para construir, o mejor dicho, para distribuir mejor la población.
  
La vivienda propia es la gran cuenta pendiente no sólo de Evo sino también del resto de los gobiernos latinoamericanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario