miércoles, 25 de julio de 2012

Cuba quedó afuera del podio en la historia del deporte

Puse ese título porque fue lo primero que se me pasó por la cabeza cuando vi la infografía interactiva de La Nación Line sobre los Juegos Olímpicos de Londres, que ya arrancó (con el fútbol femenino).

Cuba no figura en la lista de los seis
países que más medallas ganaron en
la historia de los Juegos Olímpicos
De los seis primeros países que más ganaron medallas en la historia sólo uno (Unión Soviética) los obtuvo, en una buena parte, durante su período comunista. Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia, las naciones restantes, están en el extremo opuesto en la concepción económica y política. Concretamente son países de economía liberal. Y también para destacarlo, son europeos, ya que no figura ni Japón ni China, hoy la tercera y segunda potencia económica del mundo, respectivamente. Para agregar, el actual campeón del mundo de fútbol, España, también es del continente europeo y es un país con elecciones libres y economía liberal.

En una época, la administración eterna de Fidel Castro recibió más millones de dólares que el Plan Marshal multiplicado por cuatro para mostrar al mundo que Cuba era un país de primera línea y por lo tanto, el sistema político y económico comunista -que aún sigue entusiasmando a muchas personalidades de izquierda- era el mejor para todos y todas. Si hoy Fidel ve esta infografía debería sentir un cargo de conciencia de todo el humo que vendió con su concepción totalitaria y antidemocrática de entender la realidad.

La infografía interactiva de La Nación Line nos está diciendo que -pese a haber logrado muchas medallas en los 70 y 80- el deporte en el sistema comunista de Cuba no fue planificado para el largo plazo, lo que significa un fracaso más para la izquierda -hay que entenderlo no desde la óptica contemporánea, donde gran parte no vivió los 70 y 80, sino más bien desde cómo era la mentalidad en esos años, en que Cuba parecía demostrar que era el país ideal-.

Desde aquí pueden navegar en el trabajo de La Nación Line:


No hay comentarios:

Publicar un comentario