sábado, 14 de julio de 2012

Sólo Los Andes difundió en Mendoza el caso de la periodista que murió para salvar a su bebé del aborto

“Bárbara dio su vida por amor hacia su hija, hacia mí y hacia Dios . Voy a honrarla como ella se merece”, dijo su marido a la prensa apenas se conoció el hecho, que fue unas de las noticias impactantes de la semana, y que pasó desapercibida por las redacciones de Mdzol, Uno, Sitio Andino, El Sol, Página 12 y la agencia Télam.

En el periodismo digital de escasos recursos humanos de Mendoza es común que algunas noticias sigan de largo. La falta de tiempo impide rastrear más fuentes de información y así construir una realidad más completa. Muchas veces es una trampa delegar la construcción de la realidad a las agencias de noticias ("lo que no sale en Telam, EFE o Reuters no existe", es lo que expresa el inconciente) . Pero también puede suceder que algún editor de últimos momentos prefiera no publicar algo para no tener problemas con su jefe y prefiera que una instancia superior sea el que decida, algo que jamás sucederá.  Son dos hipótesis que pueden explicar por qué una noticia sensible a los periodistas haya pasado por desapercibida en todos los medios mendocinos, salvo Los Andes: la muerte de una colega -que no trabajaba en un gran medio ibérico, sino en la prensa católica de España- para no interrumpir la vida de su beba en gestación, quien pudo llegar sana al mundo.

La censura que en su momento yo recibí en un diario mendocino -que ahora tampoco publicó la historia de Bárbara-  cuando me tocó tratar temas relacionados al aborto, más la opinión tibia a favor del aborto (hay que decirlo así) en las cúpulas máximas de casi todos los principales medios de comunicación de acá y la preferencia de informar desde un sólo punto de vista (que confronta con la iglesia católica) indican que el embarazo que no interrumpió Bárbara por amor a su hija fue una noticia interrumpida en el teclado de esas Redacciones.

Los principales diarios digitales de Argentina, La Nación Line, Infobae, Diario Popular y Clarín sí lo difundieron. La Capital, del grupo Vila, también lo publicó. Igual que Cadena 3 (Córdoba) y Hoy (La Plata). En Mendoza también lo hizo Al Sur Informa. Algunos blogs reconocidos en el ámbito periódísco contaron esta historia, como Clases de Periodismo, de la peruana Esther Vargas. Pese a ser una de las noticias de la semana en España llama la atención (o no) que no salieran en los madrileños El Mundo y El País de Madrid, como tampoco la agencia de noticias Telam y el diario Página 12 (ver imagen). Tampoco lo difundieron -y en lo personal me sorprende- los diarios chilenos El Mercurio y La Tercera.

Está claro que no hace bien al periodismo abordar un tema sensible como el aborto desde un punto de vista, al extremo de borrar en el mapa a una colega que desafió al aborto con su propia vida. Mejor publicar y que la gente opine, porque o sino estás subestimando a la opinión pública, que como podrán ver expresan emoción y admiración en gran parte de los comentarios que dejaron en los medios publicados. También está claro que esta noticia involucra la dimensión espiritual religiosa, por lo que el tema aborto no se puede tratar sólo desde lo físico y psicológico: el factor religioso (dar la vida por amor) fue lo decisivo para Bárbara y eso también lo tiene que saber la sociedad.

Y otra vez se comprueba -al menos para Mendoza- que si Los Andes desde siempre estuvo arriba seguramente es porque desde siempre publicó las dos partes de la realidad, respetando a instituciones como la iglesia católica. Consecuencia: la gente confiará más en Los Andes que en otros medios cuando salgan a la luz temas como aborto e iglesia. Así de simple. La ideología está interrumpiendo el crecimiento de lectores en los medios que optan más por la opinión que por la información completa.

En estos días, según Gallup la mitad de Estados Unidos rechaza el aborto, pese a que rige desde 1973. En el último año partidos de izquierda quieren imponerlo en Argentina, pese a que estudios científicos ya comprobaron que esta práctica eleva el nivel de depresión y suicidios y que no es una solución para los embarazos por violación,

La última imagen que Bárbara dejó al mundo fue la de su pequeña Bárbara (así se llama la beba) junto a su sonrisa.

A continuación, lo que la prensa difundió:



No hay comentarios:

Publicar un comentario