miércoles, 22 de agosto de 2012

Ley Petri: Por qué el análisis de la realidad con carátulas ideológicas resulta incompleto y hasta dañino

Una cosa es analizar un hecho con enfoques ideológicos (es decir, métodos de análisis ideológicos -más técnicos que puramente de opinión y prejuicios) y otra cosa es meter carátulas ideológicas para calificar a las personas comunes y corrientes. Esto es otra de las consecuencias de esta era del periodismo que informa desde un solo punto de vista, por utilizar las carátulas ideológicas más que los métodos de análisis de corrientes ideológicas.

Un ejemplo lo tenemos en una nota de opinión en Mdzol por la ley Petri. Tras resonantes casos de asesinatos cometidos por homicidas que fueron a la cárcel pero gozan de salida transitoria, el diputado radical Luis Petri presentó un proyecto de reforma en la seguridad que incluye limitar las salidas transitorias para presos peligrosos. En tiempos en que los condenados por asesinar a Axel Blumberg y Wanda Tallei, sin autorización judicial, participan de las manifestaciones "culturales" de Vatayón Militante, Mendoza se anticipó poniendo un freno a las salidas transitorias ) un título de Los Andes dice que el oficialismo admitió que no quiso pagar el costo, luego de que siete senadores oficialistas dejaran la Cámara antes de la votación, ya que desde Buenos Aires, ya sea La Cámpora, Horacio Verbistky o el mismo kirchnerismo se opuso a esta ley, porque "no se condice con la política de Derechos Humanos que impulsa Cristina Fernández”, según publicó Sitio Andino. Esta aprobación se da luego de que el gobernador Pérez le pidiera al joven legislador radical "lograr la mejor ley".

Hablemos de periodismo. Más allá de la letra chica de la normativa, la cobertura en los medios mendocinos también fue acompañado de notas de enfoques y opinión. El director de Mdzol, Gabriel Conte, apenas salió la ley publicó su opinión titulada Mendoza, entre las tenazas de los populismos de izquierda y derecha en seguridad, que con buen criterio destaca la inmadurez de la Legislatura para encontrar una solución al debate de la inseguridad. Lo que critico -y que puede ser intencional o como producto de esta era del periodismo de polarización ideológica - es utilizar la etiqueta para calificar de derecha a la población común y corriente -desentendida en su gran parte de las ideologías- que desea un garantismo como política de seguridad que preserve la vida de uno mismo (como lo describió una editorial de Diario Uno):




En este fragmento, Conte se refiere a los legisladores, sin embargo, al usar la carátula ideológica, produce confusión y hasta daño porque incluye también a las víctimas de la inseguridad y a la sociedad en general: "la derecha prefiere mostrarse frunciendo el ceño, como ordenando el caos y, para ello, prefieren recortar libertades, exagerar situaciones, prometer que tronará el escarmiento..." y confunde aún más al meter a los milicos y la década del 70:

"Poco puede decirse de los demócratas, que la vez que tuvieron la oportunidad de demostrar cómo trabajaban, como su único capital, pusieron como jefe de la Policía a un ex comisario altamente cuestionado por su participación en el gobierno de la dictadura, especializado, precisamente, en la violación de los derechos constitucionales".

No tiene absolutamente nada que ver lo que hizo el comisario Rico en los 70 (al que hace referencia el director de Mdzol) con el escenario actual de la inseguridad. En todo caso podría decirse, desde su enfoque, que los demócratas no aportaron nada y listo. Meter a la dictadura militar en este debate equivale, muy en el fondo, a decir: "no tenemos salvación: o seguimos así, con inocentes que caen día a día, o volvemos con los milicos"). Esto último es el origen de la dualidad: izquierda-garantismo-derechos humanos vs derecha-mano dura-dictadura militar.

El tema inseguridad trasciende las etiquetas ideológicas (así lo expresé en un comentario de la nota de Conte). El objeto de análisis, en todo caso, podría ser cómo lograr finalmente la reinserción social de quienes no gozarán de salidas transitorias, si los homicidas arrepentidos y recuperados podrán salir de a poco, por qué el Estado no vigiló más a los que gozaron de salida transitoria y luego reincidieron con asesinatos, si el radicalismo busca el Bien Común o sólo resucitar políticamente, por qué los demócratas no aportaron más y por qué los debates sobre inseguridad son inmaduros.


Título manipulado. Los familiares de víctimas acompañaron a Luis Petri en la Legislatura, sin
embargo el título parece decir que todo fue al cohete. El título más acertado hubiera sido
Familiares de víctima del delito aseguraron que la Ley Petri "es un primer paso"
También -y en esto incluyo a todos los medios- hubiera sido válido analizar las políticas exitosas de inseguridad en otros países.

Ante una falta de cobertura de este tema en medios locales, el 21 de marzo último Apuntes publicó el informe Cómo otros países solucionaron la inseguridad

¿Cuál es mi opinión? Rehacer la ley y poner en marcha las estrategias exitosas aplicadas en Boston, Bogotá y San Diego, que son muchas y variadas.

Respecto del tratamiento del tema en los medios, dos cosas: primero, ser más imparcial con la noticia - una sensación que veo es que pareciera que ese 74% de la opinión pública a favor de la ley Petri molesta a muchos cronistas y editores, al punto de manipular títulos (ver recuadro) - y segundo, informar con más investigación y hechos que con opiniones: que opinen los lectores en los espacios de comentarios y que los periodistas publiquen lo que opina la calle, las víctimas directas de la inseguridad y los presos de buen comportamiento que actualmente hacen salidas transitorias; que también investiguen y publiquen estadísticas de homicidios cometidos por reincidentes y cómo procedió la justicia en esos casos, y también dar a conocer cómo funcionan las salidas transitorias en los países donde hay mejor seguridad que en Argentina, para al menos tener una referencia de los lugares donde las cosas se hacen bien (o al menos mejor que acá).

Finalizo con las acertadas palabras de cierre de Conte: "Ni Vatayón Militante, ni candado a las cárceles: lo que corresponde, ni más ni menos".

En qué consiste la ley
Así lo explica El Sol Online: "La ley prevé elevar los estándares de conducta y conceptos exigidos para avanzar en la progresividad del régimen de ejecución de pena. De esta forma, establece que no podrán otorgarse los beneficios de salidas transitorias a aquellos condenados por delitos violentos".

"Dentro de estos delitos, el proyecto incluye: homicidios agravados por el vinculo; delitos contra la integridad sexual; robo agravado; homicidio en ocasión de robo; tortura seguida de muerte; robo en descampado y en banda; secuestros extorsivos; prostitución infantil y trata personas, entre otros. Además, dispone que los condenados por cualquiera de estos delitos, tampoco puedan obtener los beneficios de la prisión discontinua o semidetención, ni la libertad asistida".

"También evita que se concedan los beneficios comprendidos en el período de prueba a los presos reincidentes y a quienes no les corresponda \"prima facie\" el otorgamiento de la libertad condicional".


RECOMENDADO POR APUNTES: Cómo la inseguridad bajó en otros países

No hay comentarios:

Publicar un comentario