lunes, 3 de septiembre de 2012

Cómo solucionar la inseguridad y el desempleo

No les pasaré la gran respuesta sino que una sección bien 2.0 que propongo para los diarios digitales, que puede llevar el título de esta entrada.  No estaría mal llamar a una sección con la gran respuesta que cualquiera desea de las gestiones de gobierno.

La idea consiste en que el periodista entreviste a gente que proponga soluciones para desempleo, pobreza e inseguridad. Y también abrir un foro para que cualquier lector envie su idea y cómo concretarla. Sería una suerte de Public Journalism pero al revés: las acciones de Gobierno llegan desde la ciudadanía.

¿Por qué esta no tan original pero necesaria idea? Porque ayer me sorprendió un amigo empleado público con un par de ideas, mientras íbamos de paseo con nuestras respectivas señoras a Potrerillos:

1. Inseguridad
Hacer un seguimiento de la persona desde que nace. Un trabajador/a social llevará el registro de en qué condiciones nació esa persona, en qué hogar fue recibido, cómo fue criado en el primer, segundo, tercer... año de vida, si desde la niñez duerme bien o comparte la habitación con todos sus hermanos, alimentación, etc. Así se tiene más información cuando arranca la escuela primaria y si en la secundaria ese alumno tiende a la deserción, abandono, desinterés o mal comportamiento ya se tendrá un registro informativo de por qué esa persona llegó así a la escuela. Es evidente que si en los primeros años de vida no creció en buenas condiciones y sus padres usaron a la criatura para sacar plata con limosnas callejeras, o nunca le pusieron límite, o dejaron que la droga circulara libremente en esa casa, está claro dónde identificar el problema de fondo de alguien que posiblemente incurra en la delincuencia. Hoy no existe eso y para ello exige una gran inversión económica. Desde hace mucho vengo insistiendo en que la familia es un tema que deben tratar los medios porque allí está el origen de fondo de la inseguridad, como también de los grandes ejemplos que tenemos en nuestra Argentina. Y los diarios podrían proponer este tipo de iniciativa con entrevistas a especialistas y hasta con concursos con premios a la mejor idea.

2. Empleo
Reemplazar los planes jefes y jefas por otro plan con un monto algo superior que implique -como sucede en San Luis- que el beneficiario realmente haga algo. Entonces, durante un año, ese beneficiario recibe un curso de plomería, pintura, mecánica u otro, de rápida salida laboral (hace 10 días que estoy intentando dar con algún electricista y aún no consigo ninguno, porque están todos ocupados). Luego, tras aprender ese oficio, el mismo Estado lo contrata como empleado durante uno o dos años, en alguna obra pública que esté haciendo. De este modo, el beneficiario, en tres años recibe un sueldo mensual, aprende un trabajo y adquiere experiencia en el mismo.

Este procedimiento podría aplicarse para un preso que está por recuperar la libertad pero no tiene asegurado un trabajo cuando sea libre. Es la forma en que se insertaría en la sociedad.

Entonces, si vemos las dos propuestas de mi amigo, encontramos que al largo plazo puede lograr un impacto favorable.

Construir la paz con imaginación
Los diarios digitales tienen la obligación de aumentar sus lectores día a día. Muchos se esfuerzan por exprimir al máximo Twitter y Facebook, al punto de inventar lectores o seguidores, con tal de mostrarse como un diario muy seguido. Ese es un criterio no muy periodístico que digamos (porque no obliga a generar nuevos contenidos) y hecho al corto plazo. Está bien que hay que llegar a fin de mes para pagar los sueldos y justificar el negocio, pero los diarios digitales y los medios de comunicación en general son algo más que guita para repartir. Para algunos es un factor de poder y para otros, muy pocos, un medio para unir a la sociedad. Por eso sería muy bueno que los diarios propongan soluciones.

Sobre todo porque uno nunca sabe, pero en la calle hay ciudadanos comunes y corrientes con muy buenas ideas y experiencia de vida, pero que jamás tendrán acceso al poder. En este caso, los diarios digitales pueden sanamente hacer que esas ideas se conviertan en ideas poderosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario