miércoles, 12 de diciembre de 2012

Mendoza se convirtió en la primera provincia argentina en rechazar el protocolo de aborto no punible

Tras una tensa sesión legislativa, este martes, Mendoza se convirtió en la primera provincia que no adhiere al “protocolo de aborto no punible”, y organizaciones sociales que vienen acompañando a mujeres en riesgo pidieron el tratamiento de la ley de “Prevención, asistencia y compensación a las víctimas de violación seguidas de embarazo y erradicar la violencia de género. 


Pablo Gaetevocero de Frente joven, que junto a la Red de familias nuclean el trabajo de especialistas y diversas organizaciones, expresó que “con este resultado, Mendoza dio un gran paso para darle una verdadera solución al drama de la mujer y el niño por nacer. Lejos de detenernos, seguiremos trabajando para que haya una ley de prevención, asistencia y compensación de víctimas”.

Estatua choreada. Al terminar el debate robaron esta imagen
que llevaron las organizaciones que defienden el derecho a la vida



En tanto que Vilma Jilek, presidenta de la Fundación Accionar, enfatizó: “Nos sentimos orgullosos de nuestros senadores porque honran la vida. Desde cada una de nuestras instituciones vamos a redoblar esfuerzos para acompañar a las mujeres que necesiten nuestra asistencia en la provincia”. Accionar es una de las 10 organizaciones que solicitan apoyo del Estado y coordinación para prevenir y asistir a mujeres víctimas de violencia de género.



Seguidores de Frente Joven, en la vereda de la Legislatura

Conclusiones

La votación en el Senado mendocino, luego de 5 horas de intenso tratamiento, finalizó con 20 rechazos al proyecto de protocolo y 15 apoyos. Desde Frente joven se concluyó que “en primer lugar, fue un debate amplio, digno de una verdadera democracia, donde ganaron los derechos fundamentales de todos y cada uno en cuestión: mujeres y niños. Y en segundo término, podemos decir que terminó triunfando la postura de quienes no quieren hacerle el caldo gordo a los violadores, sino de quienes quieren la contención para la mujer y el niño por nacer”.

Finalmente, este resultado puede tener repercusiones en el ámbito nacional por marcar una bisagra en la manera de tratar con profundidad el trauma de las mujeres víctimas de violencia, incluida la sexual. En Mendoza, se seguirán buscando soluciones “progresistas y humanitarias” a partir de un debate serio y comprometido con los valores republicanos.




Apuntes publicará un análisis de cómo el periodismo mendocino desarrolló este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario