jueves, 14 de febrero de 2013

A 40 años de su legalización, sólo el 25% de los estadounidenses apoya el aborto en todos los casos

Aumentaron las medidas contra la matanza de seres humanos por nacer en Estados Unidos: en 2012: 19 estados norteamericanos adoptaron nuevas normas legales para restringir el acceso a los centros abortistas. La falta de consenso por las 55 millones de muertes directas por aborto en ese país desde 1973 (sin incluir las mujeres afectadas por el trauma) y sus efectos colaterales a lo largo del planeta confirma que el fallo Roe vs Wade fue uno de los errores más graves de la nación más poderosa del mundo. 40 años después, un fallo de la Corte de Justicia de Alabama podría acabar cambiar rotundamente la historia.

Ver nota
En enero último, la Corte Suprema de Alabama sorprendió al asestar un duro golpe al fallo Roe contra Wade, al reconocer que el ser humano que vive en el vientre de una embarazada es una persona. Y no fue por algo vinculado con el aborto, sin por un caso en el que dos embarazadas llegaron al tribunal tras comprobarse que una de ellas había fumado metanfetamina tres días antes de que su hijo naciera prematuramente. El niño murió 19 minutos después del nacimiento debido a la "intoxicación aguda de metanfetaminas". Ante esta situación, las acusadas usaron el fallo Roe vs Wade para defenderse, pero la Corte de ese estado consideró que existe "un amplio reconocimiento legal de que los niños no nacidos son personas con derechos que deben ser protegidos por la ley". En síntesis, como la muerte del niño por nacer llegó por un descuido y no por la intención de abortar, la justicia estadounidense concluyó en que "todos los hombres son igualmente libres e independientes, dotados por su Creador con ciertos derechos inalienables, entre los cuales están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad".

La corte de Alabama señaló que 40 estados y Washington D.C. “permiten recuperación de daños por la muerte injusta de un niño en el vientre, cuando las heridas post-viabilidad a ese niño causan su muerte antes del nacimiento”. También expresó su acuerdo con la corte de apelación, que señaló que “no sólo las cortes de este Estado han interpretado el término ‘niño’ para incluir al feto viable en otros contextos, la definición del diccionario del término ‘niño’ explícitamente incluye a una persona no nacida o un feto”.

ver nota
La sentencia citó un caso en el estado de Carolina del Sur, en el que una corte llegó a un fallo similar, determinando que “sería absurdo reconocer al feto viable como una persona para propósitos de las leyes de homicidio y estados de muerte injusta, pero no para los propósitos de proscribir el maltrato infantil”.

Esto revela, sin dudas, la falta de consistencia del fallo Roe vs Wade, que en 1973 permitió el aborto legal en Estados Unidos, y podría marcar un nuevo rumbo, más próximo a la protección de la vida que a la aniquilación humana.

Esto sucede en un contexto en el que sólo el 25 por ciento de los estadounidenses considera que el aborto debe ser legal en todos los casos, mientras el 20 por ciento opina todo lo contrario, según la última encuesta de Gallup sobre este tema.

En retroceso

En 2012 se promovieron por distintos estados 43 proposiciones de ley dirigidas a restringir el acceso a los centros abortistas. Muchas de las restricciones hacen referencia a limitar la edad de gestación en la que el aborto se permite, a eliminar las subvenciones públicas para practicar abortos o a limitar el uso de la píldora abortiva RU-486. Por ejemplo, en Arizona se prohíbe el aborto a las 18 semanas después de la fertilización, es decir a las 20 semanas después que la mujer ha tenido su última regla.

Otros siete estados tienen ahora leyes prohibiendo el aborto a partir de la semana 20 después de la fertilización.

ver nota
En 20 estados se ha restringido la cobertura del aborto con fondos públicos y en otros 8 se requiere hacer un examen con ultrasonidos antes del aborto para que las mujeres se percaten de la realidad de su hijo no nacido, y en 2 estados se exige que la madre escuche los latidos del corazón de su hijo previamente a abortar.

Ocho estados obligan a las mujeres a una ecografía para ver el estado del feto antes de un aborto, después de que el estado de Virginia aprobase esa medida el año pasado.

Por otro lado, es de señalar que ningún estado ha aprobado nuevas leyes que faciliten el acceso al aborto, servicios de planificación familiar o promoción de cursos de educación sexual (observatoriobioetica.com).

El presidente de ese país, Barack Obama, en enero último se pronunció a favor del aborto: “Las mujeres deben poder tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y su salud”, afirmó el mandatario en un comunicado".

Por otra parte, el instituto abortista Guttmacher reconoció que disminuyeron los abortos en Estados Unidos, aunque advirtió que el 37% de los abortos son practicados por mujeres negras y el 22%, hispanas.

Hace dos años, profesionales de la Bowling Green State University, (Ohio, Estados Unidos) estudiaron a 163.831 mujeres que "interrumpieron sus embarazos", junto a otras 713.350 que finalizaron sus embarazos comprobaron que hubo un 155% de riesgo de suicidio en las mujeres que se lo hicieron, 55% al 138% de probabilidades de sufrir problemas mentales, 34% problemas de ansiedad, 37% la depresión, 110% el abuso de alcohol, 220% el consumo de drogas (especialmente la marihuana) y 287% dependencia de drogas.

ver nota
Si bien los medios de comunicación prefieren no hablar de los traumas que genera el aborto, una mendocina se animó a contar su experiencia a Apuntes.

El sitio AbortoNoPunible.com ofrece testimonios en audios de mendocinas que experimentaron el trauma post aborto.

El diciembre último, Mendoza se convirtió en la primera provincia argentina en rechazar el aborto no punible. En tanto que en Chile, la única nación sudamericana que prohíbe el aborto en todos los casos, la mortalidad materna disminuyó gracias a atender el problema de fondo, es decir, contener a la mujer que quiere abortar y a ayudarla a llevar su embarazo con una buena política de salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario