martes, 12 de febrero de 2013

En 2010, Benedicto XVI habló sobre lo que hoy vive

"Si el Papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio tiene el derecho y, en ciertas circunstancias, también el deber de renunciar”, afirmó cuando fue entrevistado por Peter Seewald para el libro Luz del mundo.

¿Por qué Joseph Ratzinger decidió no ser más Benedicto XVI? Un periodista que lo entrevistó en 2010 lo responde así:

"Él es alguien que se compromete mucho cuando tiene una misión, cualquiera que sea. Él quiere y está abierto a entrar de lleno con ahínco en esta misión; se compromete totalmente, no se cansa, a pesar de su edad tiene una actitud joven y es muy reconocida. Personalmente, a mí lo que más me impresiona de él es la simplicidad de sus creencias y su poder para comprenderlas. Él vivió de una manera muy simple y creo que esta simplicidad de sus creencias se ha vuelto la esencia de su pontificado. Por otro lado, es realmente excelente tener a alguien que combate los aspectos negativos de los avances. Su mensaje en realidad es un llamado dramático a la Iglesia y al mundo, pero también un llamado a una toma de consciencia para que se tome una posición. La humanidad está en un momento de decisiones, un momento para aprender, para redescubrirse".


Peter Seewald, en "Luz del Mundo: El Papa, la Iglesia y los signos de los tiempos", da la respuesta de fondo de la decisión de ser el obispo de Roma por falta de “vigor del cuerpo y el espíritu (…) para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado".

Según el canon 332 numeral 2 del Derecho Canónico, un papa puede renunciar y no requiere que sea aceptada por nadie.

Ante la pregunta de Seewlad "¿Ha pensado usted en renunciar?”, el papa que dejará el pontificado el próximo 28 de febrero contestó en aquel entonces:

Portada de Luz del Mundo, de Peter Seewald
 “Si el peligro es grande no se debe huir de él. Se puede renunciar en un momento sereno, o cuando ya no se puede más. Pero no se debe huir en el peligro y decir: que lo haga otro. Pero si el papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias, también el deber de renunciar".

Además de Ratzinger, los otros papas que renunciaron fueron Clemente I (del 88 al 97) que fue condenado al exilio; Ponciano (230 al 235), Silverio (536 al 537), Benedicto IX (del 10 marzo al 1 de mayo de 1045), Gregorio VI, Celestino V y el último, Gregorio XII (1406 a 1415) es decir, hace casi 600 años.

Desde el 28 de febrero hasta la elección del nuevo Papa,  el Cardenal Tarcisio Bertone -actual Secretario de Estado Vaticano- ejercerá como jefe de Estado en las funciones básicas de la Santa Sede. Le corresponde este cargo por ser Camarlengo del Vaticano desde abril de 2007. Durante dicho periodo, el Camarlengo no se responsabiliza del gobierno espiritual de la Iglesia Católica y tampoco de las decisiones definitivas o nombramientos. Tales facultades solo se reservan al Papa.

Su mayor preocupación: un mundo sin Dios y el relativismo

"Cuando el relativismo moral se absolutiza en nombre de la tolerancia, los derechos básicos se relativizan y se abre la puerta al totalitarismo".

Aci Prensa
En octubre último, según difundió el periódico español La Vanguardia, Benedicto sostuvo "un desierto de sentimientos se expande entre la humanidad. A partir de la experiencia de este desierto, de este vacío es que podemos nuevamente descubrir la alegría de creer, su importancia vital para nosotros hombres y mujeres. ¿Qué significa una vida, un mundo sin Dios? Al tiempo del Concilio ya se podía saber de algunas páginas trágicas de la historia, no obstante hoy lo vemos cada día entre nosotros. Es el vacío que se difunde".



 Video: Informe BBC - Un rayo sobre la cúpula del Vaticano el mismo día que Benedicto anunció su dimisión.

 Benedicto se destacó también por tener una clara visión de lo que hoy es el relativismo:

"En la concepción relativista, dialogar significa colocar la propia fe al mismo nivel que las conviciones de los otros, sin reconocerle por principio más verdad que la que se atribuye a la opinión de los demás".

Buscó la reconciliación con otras religiones y también con con las víctimas de abusos, a las que ha visitado en muchos de sus viajes; reconciliación con el Islam; reconciliación con los tradicionalistas lefebvrianos; y reconciliación entre Fe y Razón.

"La razón no se salvará sin la fe, pero la fe sin la razón no será humana. Cuando el hombre se aparta de Dios, no es Dios quien le persigue, sino los ídolos. Nos hemos de liberar de la falsa idea de que la fe ya no tiene nada que decir a los hombres de hoy.Cuando la política promete ser redención, promete demasiado. Cuando pretende hacer la obra de Dios, pasa a ser, no divina, sino demoníaca".

Dos argentinos entre los 118 cardenales que elegirán al sucesor de Benedicto XVI


Infografia: Global Post
Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires,  y Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, son los argentinos que junto a otros 17 cardenales latinoamericanos votarán por el próximo Papa. Entre ellos los arzobispos de Santiago de Chile, La Habana (Cuba), México DF, San Pablo (Brasil), Bogotá (Colombia), Caracas (Venezuela), Lima (Perú), Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y Quito.

Brasil es el país latinoamericano con un mayor número de cardenales electores con 5. Le sigue México con tres; Argentina con dos Siguen Colombia, Chile, Venezuela, Honduras, Republica Dominicana, Cuba, Perú, Bolivia y Ecuador, con uno.  Actualmente, la Iglesia cuenta con 209 cardenales, de los cuales 118 tienen derecho a voto. El resto queda excluido de la votación por superar los 80 años de edad. (Aci Prensa)

Volver a ver a Dios como Amor, su mensaje

Joseph Ratzinger pasará a la historia como uno de los más grandes teólogos de nuestra época, pero también como uno de los intelectuales que mejor supo entender y diagnosticar las crisis de nuestro tiempo. Crisis de la inteligencia y del amor. Escribió tres encíclicas en siete años: dos sobre el amor y una sobre la esperanza, como si esas dos fueran a la vez las grandes dolencias de nuestro mundo y sus grandes remedios: amor y esperanza contra las plagas de desamor y desesperación. De ahí su empeño en volver a explicar a Jesús de Nazaret, que es Dios y es amor −como dice el título de su primera encíclica− y es hombre. Quizá su pontificado pueda resumirse en esto, en volver a Jesús. Frente a la percepción simplificada de la Iglesia como un conjunto casposo de normas morales, principalmente de carácter sexual, Ratzinger propone al mismo Cristo. Y frente al sentimentalismo relativista, tan inseguro como angustioso, reivindica el papel decisivo de la razón: Caritas in Veritate se titula su tercera encíclica.

Para descargar:

Benedicto XVI - Luz del mundo
Encíclica Caritas in veritate (Caridad en la verdad) - 2009
Encíclica Spe Salvi (Salvados en la esperanza) - 2007
Encíclica Deus Caritas est (Dios es Amor) - 2005
Carta Porta Fidei - 2011
Galería de fotos de Benedicto XVI - Clarín

No hay comentarios:

Publicar un comentario