lunes, 18 de febrero de 2013

Por qué las noticias internacionales hoy no son noticia

Hacemos foco en Mendoza y en Argentina (en ese orden). Es un diagnóstico para analizar, es decir, una tendencia que cada día lo corroboro más y que se da por dos cosas: el protagonismo de los medios argentinos en la noticia (es decir, como noticia en sí y no como medios que difunden información) y el efecto Youtube, que desplazó del podio mediático a los protagonistas de la política y en su lugar ubicó al caniche toy de Georgia que toca la bocina de un camión o a la cámara de seguridad de un minimarket canadiense que registró a un vehículo 4x4 llevándose por delante todo el negocio.

Esto lo advertí la semana pasada, cuando vi los resúmenes informativos de la mañana de Canal 9 de Mendoza. Primero, el bloque de Mendoza y luego, el bloque de Buenos Aires. En ninguno de los casos vi noticias del extranjero. Al día siguiente repetí la acción y sólo vi algo de la renuncia del Papa. Luego empecé a prestarle más atención a los noticieros de Mendoza y de Buenos Aires, pero donde más lo advertí fue en los canales de noticias.

En Direct TV la grilla arranca con CNN en español, CNN en inglés, 24 hs (Chile) y dos más de Yanquilandia (uno de ellos el que nos acompaña con la imagen a la derecha). Luego sigue TN y el resto de los canales de noticia de cable. Después viene el chavista Telesur y a continuación la cara opuesta, Globovisión y unos canales de noticias más de Colombia y Venezuela.

Hace seis días, el presidente de Estados Unidos Barack Obama dio el discurso del estado de la Unión, con las acciones de gobierno previstas para este año. Lo estaba siguiendo en directo en CNN. Puse el canal chileno y también lo transmitía. Pasé por todos los canales de noticias argentinos y nada, hasta que el discurso de Obama retomó la pantalla con Telesur y Globovisión. Si bien el canal de Chile siempre cubre lo que sucede con Obama, también lo hacen Telesur, Globovisión y los otros. En cambio, los canales de argentinos no lo hacen así. ¿Es bueno o es malo?

Periodismo de rebaño

Como nos enseñó en la facultad el profesor y periodista Gerardo López Alonso, el periodismo de rebaño es cuando todos los medios se convierten en el mismo micrófono para cubrir un acontecimiento y un claro ejemplo de ello lo era, en su momento, al ex ministro de Menem Carlos Corach dando sus partes informativos ante todas las cámaras. La falta de cobertura internacional en los canales de noticias de Argentina nos está mostrando un perfil de periodismo de rebaño que necesita urgente una cirugía reparadora.

¿Qué está pasando?

1. Por culpa de querer sobresalir con los últimos momentos -al igual que en un diario digital- los canales de noticias son rebaños de oasis informativos de índole policial en la mayoría de los casos. También se destaca ese cáncer llamado el chisme del espectáculo, que consiste en construir prejuicios con datos de la vida privada de artistas, vedettes y hasta periodistas que intentan ser noticiables. Hoy las víctimas son Nazarena Vélez y Daniel Agostini.

2. Otra cosa que advierto es la sobredosis de informes metereológicos y de publicidad de productos Llame Ya (si prestan atención los canales internacionales de noticias tienen menos publicidad que los de Argentina).

3. Además de los últimos momentos de noticias con escaso margen de análisis y contextualización (como los son los policiales de rutina en el conurbano bonaerense, como por ejemplo un semáforo roto o una pescadería de Hurlingham arrasada por delincuentes por tercera vez en dos meses) también nos encontramos el fenómeno Youtube: la noticia es el gato de Tailandia que se cuelga en un ventilador de techo, más que las políticas del presidente Santos de Colombia para disminuir la inseguridad en centros urbanos de su país, como también los anuncios o lo que está haciendo Obama.

4. Aquí me surge una respuesta no procesada: la noticia internacional es formal y aburrida y en Argentina nos acostumbramos a las picantes declaraciones de Aníbal Fernández o a las grandes polémicas de Boudou que los medios oficialistas no denuncian. Entonces, la noticia no formal y no aburrida es la del gato colgado en el ventilador de techo de Madagascar o de alguna nación del TEG (como Terranova o Gobi), porque además llega a un público joven que lo que menos le interesa en la vida es la política de Obama, las muertes por narcotráfico en la frontera de Estados Unidos con México o el histórico nivel de empleo que logró Sebastián Piñera en Chile en el Gran Santiago.

De este modo, con la poca bola a la noticia internacional perdemos la oportunidad de saber cómo otras naciones solucionaron la inseguridad, la inflación y el desempleo, por ejemplo.


5. Además de la noticia curiosa (y gratis) de Youtube, el protagonismo de los medios como noticia y no de las noticisa que generan los medios, el rebaño informativo en los canales informativos y la resistencia a publicar noticias de países que institucionalmente funcionan bien porque son aburridas también advierto algo clave: la falta de interés de los periodistas y de la opinión pública en conocer lo que sucede en el mundo. Aquí sería bueno conocer si esto es una percepción personal o puede ser algo cierto, debido en cierto modo al paulatino aislamiento de Argentina del mundo y a lo dificultoso que resulta viajar al exterior para la clase media común por el cepo al dólar, inflación y diferencia cambiaria.

6. Por último, algo que noté en la última semana con la renuncia de Benedicto XVI: los canales de Chile, Colombia y Venezuela hicieron un mejor análisis que los canales y la prensa argentina. Si bien hay programas y algunos que otros especialistas, ha sido evidente -y lo analizaremos después en Apuntes- el menor grado de información y de formación de periodistas argentinos en lo que es asuntos del Vaticano (fuentes informativas de la Iglesia más intento de análisis serio por un lado vs profecías de Nostradamus, información no corroborada de Vatileaks y otros). Yo creo que en parte eso es por la falta de interés en la cobertura de las noticias del exterior y de Redacciones con personas abocadas a las noticias del mundo. De hecho en los diarios del Interior las secciones internacionales generalmente las componen sólo un periodista editor y en muchas Redacciones se desconoce la historia de América Latina en los últimos cincuenta años y cómo se desarrolló la Guerra Fría. En parte eso es culpa de las universidades: los que estudian periodismo deberían estudiar más lo que sucedió en el planeta desde la Segunda Guerra Mundial en adelante -como hacen en la Universidad Austral de Buenos Aires- y no tanto quiénes fueron los medos y los persas (o como decía un programa de radio de Mendoza, los pedos y los mersas).


Sería bueno que el periodismo haga un debate sobre cómo difundir hoy las noticias internacionales porque -aunque Internet lo brinde todo- es la única manera de mantenernos conectados con el mundo, en el sentido de que la noticia internacional es el resultado de un proceso periodístico que justamente nos ayuda a estar más conectados y saber hasta qué punto estamos bien o mal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario