miércoles, 20 de noviembre de 2013

Testimonio de un aborto

Me llegó al blog Porque creo en Dios y bueno, es para compartirlo:

Yo hablare de mi caso, aborte hace veinte años y fue el proceso más horrendo que puedan imaginar (y no me refiero a la atención médica, porque la tuve, fui asistida previamente por una psicóloga y dos médicos cirujanos). Sin embargo el daño psicológico y emocional que experimente después de abortar, fue muy
grande. A partir de ahí el sentimiento de ansiedad, soledad y culpa no me dejaron en años. Vi infinidad de terapeutas, psicólogos, psiquiatras y el vacío que experimente fue de mal en peor, hasta que intente suicidarme.

Un día, decidí confesarme, las palabras del sacerdote estaban llenas de esperanza y paz, el me animo a regresara al camino de Cristo. Con un arrepentimiento profundo y con el corazón en la mano he comenzado a acercarme a Jesucristo, leer la biblia, rezar el rosario y sobre todo a modificar mi forma de vivir.

No pude volver a tener hijos y después de cuatro cirugías más a los 34 años tuvieron que hacerme una enterectomia total. Ahora día a día intento vivir como Cristo me enseño, a pesar de que mi pareja me dejo porque no poder darle un hijo, ese es un asunto que ya supere, seguí estudiando hasta concluir mi maestría y continúo estudiando idiomas.

Algo que he aprendido es que Cristo nunca nos abandona, somos nosotros los que con nuestros actos lo ofendemos y nos ofendemos a nosotros mismos aportándonos de él. Hoy el dolor vivido y la soledad se
la ofrezco al altísimo en reparación de mi falta. Un humilde consejo que les doy a las mujeres que piensan en abortar es que no tomen una decisión tan a la ligera, que no sea la desesperación su consejera, porque yo descubrí que en la tierra se puede vivir un infierno. Si tú has abortado y quieres regresar a Dios
arrepiéntete de todo corazón y no vuelvas a cometer una falta tan grave. Hoy ruego a la Virgen María que sostenga entre sus brazos amorosos el alma de los pequeños que han sido abortados y que Jesús los bautice en su Santo Nombre. disturiz@comunicacionavc.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario