sábado, 22 de marzo de 2014

Respuesta al problema de los contenidos valiosos que expulsa la dinámica de un periódico digital


Imagínense una acequia llena de agua estancada, otra llena de agua valiosa en minerales y quieta, otra con agua podrida y que circula, y finalmente otra con agua podrida y estancada.

La acequia es el medio digital, el agua es la calidad de contenidos y la circulación del agua es la dinámica de actualización del sitio informativo.

La fórmula del éxito dice que el agua tiene que circular para que esa acequia resulte óptima.

El problema es que los dos tipos de agua (mineral, rica y fresca vs estancada y podrida) se mezclan todo el tiempo.

Entonces vos abrís la compuerta y si recién echaste un balde de agua pura, rica y limpia, se va rápido y en su lugar llega el agua podrida, a la vez que en otra parte de la acequia ingresará agua pura y limpia.

La gran pregunta: ¿no existe una fórmula para que el agua limpia y pura y rica permanezca mucho tiempo en la acequia y el agua podrida y llena de rating circule bien rápido?

No. No existe.

Desde afuera dicen que los medios imponen la agenda y es verdad, hasta que los mismos medios proponen una porción de agua saludable y rica, para disfrutar todo el día. Pero si se abre la compuerta no puede quedarse ahí: se va, circula, consumida por la dinámica, para que haya más visitas.




La prensa digital necesita urgente de diseñadores más gráficos que multimedia para que solucionen urgente este tema. Un chiste de Jaimito se lee más rápido que la Biblia y sabemos que si un diaro digital es todo Biblia no lo va a leer ni el gato, pero si es todo Jaimito será muy leído pero no tomado como referente, y tampoco será un medio creíble. Es lo que hoy pasa con Diario Uno digital, que tras imponer la politica de mostrar culos para ganar lectores desde que nació, hoy logró posicionarse como el segundo periódico en Internet más leído de Mendoza, pero con un nivel de credibilidad muy bajo, que lo sitúa a una enorme distancia de Los Andes, que no se caracteriza por la dinámica pero sí por la calidad de su agua.

El problema a solucionar es que los contenidos hechos con trabajo y calidad periodística permanezcan más tiempo en las portadas de los diarios en Internet. Y que el periódico tenga un look dinámico, porque si no es en vivo y en directo no es periódico digital.

Por ahí la solución está en crear una segunda versión de ese informe bien hecho en la misma jornada, o bien convertir toda esa noticia trabajada durante días y a veces semanas en un especial multimedia, en algo más que una sola noticia. Buscar algo que genere una nueva lectura de la misma noticia con la sensación de que sea una nueva noticia.

Concretamente lo defino como la noticia dinámica (es decir, que la dinámica no sea visible en el sitio sino en la misma noticia).

Una primera versión es el informe completo, una segunda versión podría ser la consulta a expertos, otra versión lo que opinan los lectores y una versión final, comparar el mismo acontecimiento en otro lugar del mundo. En fin, admito que no estoy cien por cien convencido de esto pero podría ser un principio de solución.

Otra solución puede ser crear una zona estática y de contenidos de calidad en la home, pero no me convence, sinceramente.

Estaba pensando ahora en La Nación Data y quizá puede ser extraer de los informes de calidad los datos más precisos y volcarlos en un formato interactivo para que todo ese trabajo no quede en el olvido. Entonces los datos no mueren y el espíritu de esa nota bien hecha que no vendió sigue vivo. Y eso sirve porque le da profundidad al diario el poder acceder a un banco de datos como resultado de una investigación periodística. Así no se pierde el valor de la nota ni tampoco la dinámica del sitio.

Otra solución puede ser traducir al lenguaje periodístico lo que una vez me dijo una vendendora de tiempo compartido: las cosas buenas se venden solas. Con esto estoy diciendo que la noticia bien hecha por sí sola tendría que generar lecturas. El primer paso es un título atractivo y esforzar el cerebro para que venda más lo acerca a la manipulación, a forzar a titular lo que no es para ganar el clic.

Es un problema complejo porque este esquema de dinámica también resulta ser un bumerang: si una web informativa es muy dinámica, cuando hay días de escasez de información abunda el agua podrida y estancada (y de eso el lector se da cuenta). Y lo peor de estos casos es que esa agua podrida (un cable) es consencuencia de un esquema de trabajo y no de una política de trabajo.

Esquema de trabajo es un procedimiento (por ejemplo, limpiar la vereda dos veces al día y desinfectar el piso dos veces a la tarde) y una política de trabajo es el jabón para limpiar la vereda y la efectividad del desinfectante.

El problema a resolver por los diseñadores es que el esquema (rutina) de trabajo no eche a perder la política de trabajo, que apunta, por supuesto, a ganar lectores y a ser confiables en la opinión pública.

Dinámica, calidad y rating, las claves. A calidad hay que sumarle calidad de lectores, lo que significa tomar la decisión de erradicar el agua estancada de la acequia.

Si en el mejor de los casos quedara abundante agua buena, ¿vale la pena que la misma circule todo el tiempo?

No creo que exista la abundante agua buena. El periodismo es un bien escaso. Entonces habría que cuidar (darle más tiempo de vida) a la buena agua.

Me convence eso que me dijo la vendedora de que "lo bueno se vende solo" y me lleva a pensar en La Nación Line, que se asegura cualquier contenido gracias al impacto de lectura y comentarios, un reflejo de la aceptación y confianza de los lectores.

En todo caso esa sería la estrategia: preocuparse primer en decir la verdad y ser un medio confiable que en ser los súperdinámicos.

Ya sé: no convence porque nunca hay tiempo, pero parte de la certeza de que lo bueno termina conquistando y siendo negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario