martes, 1 de abril de 2014

El ADN "ético" de la noticia subjetiva y parcial

En los colegios les enseñan a los chicos que los medios mienten y que en nombre de su corpo construyen la realidad que quieren. No es tan así, aunque los medios referentes de los que proclama la educación escolar son justamente esos que mienten. En todo caso, no se enseña que el punto de partida es amar la verdad porque el relativismo es la excusa para que la verdad ya no exista. Una excusa para que muchos sigan en la inercia de mejor opinar y no investigar y mostrar datos. O en todo caso que el periodista más independiente es el que opina más y no el que más muestra (en datos e información) la verdad/realidad.



Lo concreto es que hoy una noticia se construye con tres partes: título, foto y texto. Es muy infantil ser imparcial en los textos, pero no así en los títulos y fotos. Inclusive se puede ser parcial solamente con las fotos y el título + texto, imparcial.

Un ejemplo de ello es que todas las fotos de Cristina Kirchner que salen de Noticias Argentinas y de Telam es de ella sonriendo. Ninguna foto con rostro preocupado. En cambio, sabemos que el papa Bergoglio es hoy la personalidad más popular del mundo y no está en su ADN hacer marketing con su imagen: cuando está preocupado y expresa dolor y empatía, lo hace; y cuando está alegre, también lo hace. Pero aquí puede pasar que en este proceso de construcción de la realidad se capture una imagen triste o preocupada del Papa para un título alegre del mismo, o bien, como hace casi toda la prensa, para un título de índole pol{itico. Entonces se está diciendo otra cosa.



Ese "está diciendo otra cosa" se traduce así:

1. Título + foto + texto de lo que sólo me parece a mi porque tengo la capacidad de ser objetivo, no sentir simpatía por el protagonista de la noticia y creer entender lo que piensa todo el espectro social de esa persona, por lo que en definitiva mi aporte subjetivo terminará siendo la versión más objetiva del acontecimiento. Aquí no existen términos neutros: o se es muy positivo con la noticia o muy negativo con la misma.

2. Título + foto + texto de lo que pasó, sin el menor apego a mis puntos de vista.
El segundo se manifiesta con una noticia enteramente aburrida, sin ningún aporte nuevo, producto del "copiar/pegar" de quien primero lo dijo.

El primero se manifiesta con una noticia curiosa, novedosa, que no caerá bien a todos y que revela falta de objetividad para quien conoce realmente el tema. La estrategia consiste en "una mentira dicha cien veces será verdad"; por ejemplo, una foto negativa o positiva del protagonista dirá que esa persona está confundida, desconcertada, ineficiente, incapaz y no popular vs alguien exitoso, seguro, representantivo y contenedor.

La respuesta ante este fenómeno de periodismo quedado, por un lado, y periodismo manipulador, por otro, es sencillo: amar la verdad y la realidad. La realidad existe y es una. La verdad también. Y dejarse de joder con querer ser una estrella de la Redacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario