jueves, 15 de mayo de 2014

La estructura del pecado y una muerte que deja mal a Mendoza en el mundo

En un curso de Compendio de Doctrina Social de la Iglesia que hice hace un par de años vimos lo que es estructura de pecado. Para explicarlo con palabras simples es así: ante una injusticia hay un autor material e intelectual. Pueden ser los mismos o dos (o más personas) distintas.

La estructura de pecado es cuando en una mínima porción un montón de personas son autores materiales e intelectuales de algo malo. Esto ocurre porque en una primera instancia la conciencia te dice "sí" o "no". Pero cuando uno cede ante los mecanismos de injusticia del mundo -lo podemos llamar también idiosincracia de la corrupción- la conciencia se reduce gradualmente, al punto que lo que antes era "sí" ahora es "no" y así, al revés. De este modo, si ante una injusticia, antes un individuo decidía "no" ceder en un 100%, con el tiempo lo va haciendo de a poco, hasta cambiar el orden y reducir ese 100% en un 10%. O sea, "eso que antes no aceptaba en un 100% ahora lo acepto en un 90% (y en otro 10%, no).

Hace poco, el papa Francisco se refirió a cómo cede la conciencia ante un pecado y habló de tres etapas, de las cuales la última consiste en "justificar eso malo que se hizo". Es decir, que ante la culpa que se siente por un pecado, el alma reacciona (coaccionado por el diablo) a justificar el hecho, es decir, a reducir la parte mala del mismo.

Por ejemplo, es usual ver en organismos públicos de Mendoza como el Instituto Provincial de la Vivienda a empleados que no hacen nada o a jefes que no tienen empleados a cargo (pero cobran como jefes) o ex jefes que por política fueron injustamente desplazados de su cargo de jefe y vuelven a ser empleados, pero cobrando el mismo sueldo de jefe. Bueno, lo más probable es que todos los asalariados nombrados aquí justifiquen ganar lo que ganan, porque se acostumbraron a una estructura de pecado de la cual ellos no son los que generaron el movimiento y la dinámica de la misma.

Lo que sigue es un caso. Si leen el siguiente artículo van a advertir cómo desde afuera del país se hace más visible esto de la estructura de pecado -que en este caso terminó con una vida- porque la mirada externa nos saca del entorno de miseria moral que vivimos en la política argentina. Se puede decir, en este caso, que el primer autor intelectual fue el ex subsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, pero si empezamos a ver con más detalles se trata de una perfecta estructura de pecado.

Acá algo para destacar: se trata de una noticia que se publicó nada más y nada menos que en el medio periodísticos en español con más visitas únicas del planeta: El Mundo, de España:













Primero, fue la repercusión local y nacional. Luego, la internacional. El dramático caso de Graciela Guardia, una mendocina con cáncer y sin recursos que luchó, junto a su marido y sus dos hijos, hasta último momento para aferrarse a la vida pero que falleció, en medio de una disputa en torno a la receta de una droga sobre la que se ciernen las dudas.

El Gobierno de Mendoza ofreció sus explicaciones. En el medio, el dolor de una familia y la posibilidad de que se le haya extendido una receta por algo posiblemente no disponible en el mercado o, como señalaron otros medios, retenida en Aduanas.

Lo cierto es que hoy, tras la difusión local, es noticia en buena parte del mundo hispanoparlante. Así lo trata la prensa extranjera:

El diario español El Mundo relata el caso. Da cuenta de sus 46 años de vida y abona la versión de que el medicamento que el Gobierno le recetó estaba retenido por la Aduana. Indica que la justicia mendocina actuó al obligar a las autoridades a suministrarle lo recetado, aunque demasiado tarde.

También en España difundieron la noticia La Razón y el Diario Vasco.

En Venezuela fue difundido por el diario El Tiempo. Asegura que "falleció mientras esperaba que la aduana liberara un fármaco oncológico importado necesario para continuar con su tratamiento.

El diario El Espectador de Colombia levanta la información suministrada por laagencia EFE. "Graciela Guardia, quien padecía cáncer desde hacía seis años, falleció el pasado miércoles después de haber tenido que suspender su tratamiento en diciembre pasado debido a que el medicamento que requería es importado y había sido retenido en la aduana", dice.

La cadena latina estadounidense Univisión le dio tratamiento al caso mendocino.

El diario Yucatán y El Siglo de Torreón, ambos de México, Radio Cooperativa de Chile, Hoy de República Dominicana son algunos de los otros medios que se ocuparon de la desgraciada noticia.

Conclusión: un conjunto de minimounstruos (o sea, personas que con un mínimo de conciencia manchada) terminan constituyendo un mounstruo grande, que mata. Eso es la cadena de pecado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario