viernes, 27 de junio de 2014

De sección "común" hacia a la sección semi/scroll-telling

Los rediseños en los medios digitales tienden a hacer todo un poquito más grande y bello: las fotos y la tipografía. En una primera época, los diarios digitales eran sólo texto y poquitas rectángulos de imagen. Luego llegó la época de los hipervínculos adonde sea porque Google nos decía que así se posicionaba mejor en la Red. La etapa siguiente, de transición, con el inicio de los títulos con fotos/bajadas (como La Nación y el Comercio de Lima, y mucho después Clarín Digital) y ahora, que se consolida la tendencia de mayores visitas a las videos que a las notas textuales, la respuesta de los medios digitales ha sido efectivamente poner más videos, pero también impactar con fotos más grandes, títulos más grandes (pero sin look amarillista) y un freno a los hipervínculos, porque a la larga hay nuevas formas de posicionarse en Google que metiendo enlaces que lleven a otro sitio.




A continuación lo que veo es una tendencia a que las secciones de los medios digitales vayan adquiriendo el formato de lo que para mi ya es viejo llamar "especial multimedia". Esto es: sumar fotos grandes (y con mínimas anmaciones, en algunos casos), con tipografía que den idea a suplementos de diarios en algunos casos o a minisitios propios, con textos qque pueden ser extensos pero que no den una idea de texto largo (o sea, evitando "scrollear").


En síntesis: de secciones/brazos de la home a secciones con autonomía estética y periodística, como siempre los fueron los especiales multimedia.

Esto logra, también, sumar calidad quizás no tanto desde lo periodístico, sino desde lo visual, que incluye, por supuesto, lo textual.



Poner en práctica esto en las Redacciones de las provincias y de Argentina implica algo de riesgo (porque es invertir en más personal o en profesionales tercerizados) y en reconfigurar la mente para empezar a ver los diarios como en el fondo lo desea un lector, ya que este formato con look scrollitelling implica comunicar con más recursos visuales para conquistar no sólo los ojos, sino también las emociones (como hace la publicidad).

Es decir, definitivamente meter "el ambiente de la noticia" adentro de la noticia. Algo difícil cuando el periodista y editor por naturaleza está enfocado en el "digámoslo ahora y que provoque un sacudón político".

Es una tendencia positiva porque apunta a la belleza, calidad visual, explicar mejor lo que pasa  y a ganar lectores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario